MIAMI.- Tres individuos llegaron a las inmediaciones de un salón de fiestas en el noroeste de Miami-Dade, descendieron de un vehículo con rifles y pistolas, dispararon contra una multitud que se encontraba en el estacionamiento y huyeron con rumbo desconocido. El saldo de la acción criminal es una tragedia que todavía estremece a la comunidad: tres muertos y 20 heridos.

Un día antes, en proximidades del sector miamense de Wynwood, también se registró un acto violento que dejó a una persona muerta y a otras seis heridas. El modus operandi fue similar. Los atacantes accionaron sus armas en contra de un grupo y se marcharon de la escena a bordo de un vehículo. Hasta el momento de publicar esta nota no se había capturado a los responsables.

Te puede interesar

Esta serie de sucesos, a los que se suman otros que también involucran el uso de armas de fuego ocurridos en días recientes, ha despertado una gran preocupación entre la comunidad y las autoridades, al punto de que el Condado apuesta por ampliar la vigilancia y la prevención con nuevos programas, mientras está pidiendo ayuda para encontrar a los atacantes.

En ese sentido, la alcaldesa condal, Daniella Levine Cava, afirmó que “tenemos que sacar a estos asesinos de las calles” y, subrayó, “esto solo podemos hacerlo con la ayuda de la gente”. Asimismo, planteó la necesidad de invertir más recursos en seguridad pública. Programas de prevención hay, pero, al parecer, no son suficientes.

De hecho, la edil anunció el pasado 15 de mayo, unos días antes de estos terribles sucesos, el Plan de Paz y Prosperidad, una iniciativa que si es aprobada por la Comisión le costaría 90 millones de dólares al Condado, bajo el criterio de que en 2020 se registró un aumento del 13% en los homicidios con respecto al año anterior y un 45% frente a 2016, después de una clara tendencia a la baja.

Esto significa que hechos como los registrados en los últimos días denotan un ‘pico’ en la curva de criminalidad en Miami-Dade.

Tiroteo masivo

El tiroteo que tuvo lugar en el estacionamiento de un salón de fiestas, al norte de Hialeah, despertó indignación, pero también deseos de ponerle un freno definitivo a la violencia con armas de fuego en la jurisdicción del Gran Miami.

Según Alfredo Ramírez, jefe del Departamento de Policía de Miami-Dade, el incidente probablemente se debió a un enfrentamiento entre bandas rivales que comenzó con canciones de rap en las que se “atacaban” unos a otros, y escaló con publicaciones en redes sociales que habrían desencadenado el ataque.

Para el comisionado condal Keon Hardemon, el hecho es un “acto de terrorismo doméstico que busca evitar que tengamos una vida normal en el condado de Miami-Dade”.

El tiroteo ocurrió en las afueras del salón de celebraciones El Mula. Según se puede ver en un video de vigilancia compartido por la Policía, tres hombres encapuchados descendieron de una camioneta Nissan Pathfinder blanca para ejecutar su cometido. Tardaron pocos segundos, sin embargo, el accionar del trío de delincuentes fue letal.

La multitud esperaba entrar al salón para asistir al lanzamiento del álbum de Courtney Paul Wilson, mejor conocido como el rapero ABMG Spitta, de Carol City.

Tras las ráfagas de tiros, todos corrieron a cubrirse, según se observa en los videos de vigilancia, excepto un hombre que vestía zapatillas rojas que cayó al suelo luego de ser impactado por las balas. Otro hombre que vestía una gorra de béisbol roja se arrastró por el piso y cubrió a una mujer que cayó entre dos autos.

La Policía ha insistido en que se requiere de la colaboración de la comunidad para encontrar a los responsables. Temen las autoridades que como suele suceder en muchos de estos casos, las personas con pistas sobre los sospechosos opten por el silencio para evitar represalias.

Por eso cree la Policía que las recompensas en dinero podrían servir de estímulo, con el propósito de que haya la solicitada delación de los responsables del múltiple crimen.

De hecho, la oficina de Crime Stoppers Miami-Dade, junto al empresario y presentador de televisión Marcus Lemonis, ofrecen una recompensa de 130.000 dólares a quien provea información que conduzca al arresto y condena.

Una pista recibida por las autoridades permitió el hallazgo del vehículo utilizado en el tiroteo, sumergido en un canal de noroeste de Miami-Dade. La camioneta había sido reportada como robada el pasado 15 de mayo.

Pistas y acciones

Sobre las investigaciones en curso, el detective Álvaro Zabaleta, portavoz de la agencia policiaca de Miami-Dade, aseguró que “hay muchas pistas” obtenidas, aunque todavía “nada que podamos divulgar a la comunidad”.

“Estamos en la fase preliminar de la investigación y todo indica que los atacantes tenían un objetivo claro, que podría ser una, dos o tres personas que querían balear”, explicó.

Según el portavoz, la Policía no descarta la posibilidad de que el ataque haya sido provocado por disputas entre pandillas, “pero lo que sí sabemos es que este tipo de casos surgen por problemas entre personas que los llevan a las redes sociales, en donde se retan e insultan”.

De acuerdo con Zabaleta, las redes sociales han ocasionado que los problemas personales se “magnifiquen mucho más” porque “si dos personas discuten y se insultan, allí queda el problema, pero en el momento en que se lleva una disputa a las redes sociales, eso lo están viendo miles de personas y ahí es cuando la persona siente que tiene que proteger su imagen con una reacción violenta”.

Luego reiteró que por disposición del jefe de la Policía condal, quien se declaró “cansado de la violencia” a raíz del suceso, la autoridad policial tendrá cero tolerancia para “retomar las calles del condado”.

Para tratar de resolver el caso, la Policía está trabajando de tres formas, acorde con el portavoz. Una, con la Unidad Cibernética de la Policía porque están involucradas las redes sociales. La segunda, a través de la interacción con líderes de comunidad y la tercera con los “esfuerzos policiacos tradicionales en la calle, recaudando información y tratando de llegar a personas antes de que ocurran los crímenes”.

Para Zabaleta, las “armas no son el problema, sino quienes las usan con fines criminales”. En ese sentido, la Policía está trabajando, señaló, para combatir las “armas ilegales”.

“Cuando entran a la casa de una persona y roban una pistola, para nosotros es una gran preocupación porque ahora tenemos un arma de fuego en manos de delincuentes, que muchas veces se las venden o prestan entre ellos mismos”, aseveró.

Reacciones

Entretanto, la comisionada condal Rebeca Sosa se mostró “sorprendida” por lo sucedido y compadeció a las familias que “están sintiendo un dolor enorme por la pérdida de un ser querido o aquellas que tienen personas graves en algún hospital”.

En cuanto a las medidas que sugiere frente a hechos de esa naturaleza, Sosa propuso “escuchar a los que saben del tema sobre cómo se debe proceder”. Más adelante, dijo, “no podemos actuar con ideas políticas, sino con propuestas reales”.

La legisladora condal, que representa el distrito 6 de Miami-Dade, también llamó a tener cero tolerancia con el crimen. Adicionalmente, planteó la “necesidad urgente” de idear formas para ayudar a “nuestra juventud a estudiar, trabajar y mantenerse activos en cosas positivas”.

No cree que la Policía sea ineficiente. “Son hechos que se dan sin previo aviso por parte de delincuentes que actúan violentamente y se marchan en un vehículo que abandonan en otro lugar”. Y apuntilló: “No podemos tener un policía en cada esquina”.

Por su parte, el exalcalde de Miami-Dade, Álex Penelas, dijo que las acciones violentas con armas de fuego son parte de un “fenómeno nacional” que se está observando en grandes ciudades.

“La tasa de criminalidad ha aumentado a medida que salimos de la pandemia de coronavirus. Las razones pueden ser muchas, pero hay quienes atribuyen esto a la compra de armas durante la pandemia, cuando se dio un incremento altísimo en este tipo de adquisiciones”, argumentó.

Penelas opinó que al suspenderse los toques de queda y reabrirse locales comerciales y lugares públicos, “las oportunidades para cobrar vendettas y otros crímenes, aumentan”.

dcastrope@diariolasamericas.com
@danielcastrope

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.61%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.8%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.58%
35623 votos

Las Más Leídas