MIAMI.- El invierno no trae consigo solo viajeros del norte, sino también personas sintecho que optan por ‘bajar’ a Miami, donde además de temperaturas más agradables encuentran al menos un plato de comida seguro y hasta albergue, cuyos fondos públicos asignados sufren la merma de ingresos por la ausencia de turistas en tiempo de pandemia, que contribuyen con el pago de un impuesto adicional al Miami-Dade County Homeless Trust.

Bastaría recorrer las calles aledañas a Camillus House, la casa de acogida para necesitados, que se nutre precisamente del fondo de fidecomiso condal; para notar que donde antes pernoctaban tres hoy hay más de 10 sintecho.

Te puede interesar

Al caer la tarde, en el portal lateral de la otrora tienda por departamentos Burdines, que luego fue rebautizada Macy’s, más de 15 sintecho se parapetan con cajas de cartón y colchas, para hacerle frente a las frías temperaturas que han llegado a bajar a 46 grados Fahrenheit (7.7 centígrados) y pasar la noche como puedan.

Es una larga fila que denota desde personas con necesidades económicas o deficiencias mentales hasta otras con problemas sociales o de drogadicción.

“Fui al Camillus House pero me dijeron que regresara mañana. Pude comer, pero no tenían cama disponible”, aseguró Elba, que dijo venir de Nueva York, donde el frío y las restricciones por la pandemia “no me dejan estar”.

A unos pasos de allí está Oliver, de Boston, que ‘bajó’ a Miami hace un mes, pero no quiso quedarse a dormir en la casa de cuidado “porque me exigen estar allí antes de las 8” de la noche.

Emma, también de Nueva York pero asentada en Atlanta por mucho tiempo, llegó a Miami hace ocho meses, con un perro a cuestas, y por ello, por no abandonar la mascota, prefiere vivir a la intemperie.

De cualquier manera, Camillus House, que usualmente provee albergue provisional y alimentos diarios a más de 500 personas, ve sus fondos mermar, cuando se pierden millones de dólares que deben proceder del 2% de impuesto sobre consumo en restaurantes y hoteles.

“Éste es el único lugar en el país que tiene un impuesto a alimentos y bebidas, del que el 85% se dedica a combatir la falta de vivienda. El otro 15% se dedica a la violencia doméstica”, declaró a CBS4 Ron Book, presidente de Miami-Dade Homeless Trust.

De hecho, el fondo común es compartido con varias organizaciones, como Camillus House y Rescue Mission, que junto a las ayudas limitadas del Gobierno federal, el Estado de Florida y contribuciones privadas proveen las ayudas mínimas.

“Hemos gastado toda la reserva que teníamos”, apuntaló Book.

En efecto, según datos extraoficiales, los ingresos por este tipo de impuesto han disminuido drásticamente. Durante el verano se percibió una merma de más del 45%, mientras octubre reportó una disminución de 36%, noviembre 12% y diciembre 20%.

Además, se acerca la posibilidad de que cientos de personas sufran desalojos de sus viviendas, por falta de pago de alquiler o hipotecas, dada la presencia de unos 7.000 casos que podrían ser procesados próximamente en los tribunales.

No obstante, hay quien cree que se puede hacer más.

“Hay dinero federal, mucho. Además de los millones que otorgó el CARE Act (en el verano), hay millones de dólares más, que fueron aprobados hace apenas un par de semanas, por lo que el Miami-Dade County Homeless Trust necesita hacer más cabildeo para obtener parte de esa ayuda”, señaló el exalcade condal Alex Penelas, uno de los arquitectos del fidecomiso para sintecho, que fue establecido en 1993 durante su mandato.

Penelas aboga por “una distribución más equitativa” de los fondos federales “para afrontar los problemas” de la ciudadanía.

“Hubo demora en la distribución de esos fondos” recibidos por el Condado y “hay que hacer frente a las necesidades, dado el alto costo de las viviendas y los bajos salarios que se reciben”, acentuó.

Y ahora, que el invierno trae más necesitados del norte, Penelas cree que una distribución más equitativa, un plan de contingencia, “es necesario”.

“Desde hace 25 años, cuando creamos el Homeless Trust, logramos mejorar la situación de 8.000 personas sintecho a unas mil, pero persiste la situación de personas con problemas mentales”, que hace aún más difícil el programa de ayudas, recordó el exalcalde condal.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 40.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 32.35%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 26.74%
12552 votos

Las Más Leídas