MIAMI.- La construcción del estadio de fútbol que propone David Beckham vuelve a estar en la picota, luego de que un nuevo análisis de laboratorio decretara que el terreno público donde se construiría el megacomplejo comercial deportivo presenta el doble de contaminación que se creía.

El nuevo análisis del terreno, donde antes existió un vertedero municipal, fue realizado el pasado mes de julio a petición del grupo que compone el astro inglés del fútbol con el empresario Jorge Mas y más tarde corroborado por otro examen realizado por el Condado Miami-Dade

Te puede interesar

DIARIO LAS AMÉRICAS obtuvo copia de ambos informes, en los que sobresale el alto índice de arsénico, procedente de residuos que aún permanecen en el subsuelo, así como bario y plomo que también sobrepasan los límites permitidos.

El grupo Beckham-Mas habría asignado 12 millones de dólares para limpiar el terreno pero esta nueva situación, según anticipó el alcalde de Miami, Francis Suárez, podría elevarles el gasto a 50 millones.

Por otra parte, el comisionado Manolo Reyes, que representa el distrito municipal donde se encuentra el terreno público, insiste en que “debe quedar muy claro” que el monto a pagar “salga del bolsillo” del grupo Beckham-Mas.

“Desde el primer momento, cuando comenzamos a hablar d este proyecto, insistí en saber si había conocimiento que ese terreno está contaminado. Sólo limpiar la esquina de la calle 14 con la avenida 37 costó 10 millones de dólares para hacer ahí el parque acuático público (Grapeland Water Park) hace 10 años”, recordó el comisionado municipal.

“No sé de dónde ellos sacaron que 12 millones serían suficiente para limpiar el resto. Imagina lo que puede costar limpiar 131 acres”, resaltó.

Por contraste, el grupo Beckham-Mas declaró, a través de un comunicado, que “el informe fue presentado al ayuntamiento y es informe público. A medida que avancemos en los planes para el Miami Freedom Park aprobado por los votantes, trabajaremos con el ayuntamiento y (la autoridad del Condado) DERM para implementar un plan de limpieza que sea exhaustivo y brinde a los residentes y visitantes un destino seguro para que todos lo disfruten”.

“El Miami Freedom Park no fue aprobado por los votantes”, reclamó el comisionado Reyes. “El referendo (noviembre 2018) solo autoriza al ayuntamiento a negociar el proyecto”.

El pasado mes de junio el grupo Beckham-Mas envió a la alcaldía de Miami su propuesta de arrendamiento de 131 acres del terreno público Melreese Park por 99 años, para construir el megaproyecto deportivo comercial.

Los términos básicos de la propuesta de arrendamiento señalan:

  • 99 años de arrendamiento, con pago anual de renta que no sea menor de 3,5 millones de dólares.
  • Construcción de un parque público de 58 acres y 11 campos de fútbol para uso público
  • Pago del costo de preparación del terreno para uso público
  • Construcción del estadio de fútbol, espacios comerciales y empresariales y un hotel sin gastos para el municipio
  • Salario digno para empleados
  • Compromiso para construir el parque público al mismo tiempo o antes de completar la construcción del estadio

“Dicen que ganarían unos 500 dólares al año y solo pretenden pagarnos 3,5 millones. Esto demuestra”, recalcó el comisionado Reyes, “que hoy, más que nunca, que debemos convocar una licitación. Esa es la única forma de saber cuánto vale ese terreno y cuanto más podemos obtener de él. Es terreno público, del pueblo, y nosotros como comisionados tenemos que sacarle el mejor provecho”.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas