MIAMI.- La costa sudoccidental de Florida, donde se encuentran Tampa, Sarasota y Naples, reporta la presencia de una preocupante proliferación de algas, que recuerda la marea roja que tantos daños ecológicos y económicos ocasionó en la zona, a mediados de 2019, donde decenas de miles de peces murieron, locales comerciales tuvieron que cerrar sus puertas y decenas de personas sufrieron dificultades respiratorias.

Aquella marea roja llegó incluso a la orilla de los condados Broward y Palm Beach, aunque en menor escala, y la preocupación crece después de que se detectara la fuga de agua contaminada de la antigua planta de fosfato de Piney Point, desde donde unos 200 millones de galones fueron a parar al sur de Tampa.

Te puede interesar

Científicos y ambientalistas argumentan que el agua vertida contiene nitrógeno, fósforo y amoníaco, y que podría provocar la proliferación de algas que ocasiona la peligrosa marea roja.

Acorde al informe oficial de la autoridad de Salud de Florida, se detectan niveles elevados de marea roja que ya ha ocasionado la muerte de peces en la zona, aunque ello “no parece estar relacionado con la fuga de agua contaminada de Piney Point”.

No obstante, el medio de comunicación Brandenton Herald reporta la presencia de avisos de peligro, que han sido colocados en la zona costera de Sarasota, en Turtle Beach, Siesta Beach y Longboat Key, entre otras.

Hace apenas un año, un reporte de Ocean Conservancy, con sede en Washington DC, pidió “prestar más atención” a las vías fluviales y el agua que bordea la península en Florida, donde se concentran altos índices de nutrientes procedentes de los fertilizantes que son usados en la agricultura o elaborados por plantas procesadoras.

El informe recuerda que la llegada de altas temperatura, cuando el aire y el agua del mar se calientan, “la floración de las microalgas regresa” y por ello es indispensable que los gobiernos estatal y federal “tomen las precauciones pertinentes”, como son “el control de nutrientes en los canales y tanques sépticos”.

De hecho, el congresista republicano Vern Buchanan, de Longboat Key, se suma a la propuesta de ley federal que daría prioridad a la lucha contra la proliferación de algas dañinas.

Buchanan anunció que el proyecto llamado Harmful Algal Bloom Essential Forecasting Act, o ley de predicción esencial de la floración de algas nocivas, permitiría a la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica continuar rastreando las floraciones incluso durante un cierre del Gobierno federal.

"Esta es una salvaguardia importante, como aprendimos durante el cierre del gobierno de 35 días en 2018-19", señaló el legislador.

"Monitorear es esencial para que podamos proteger la salud de las personas y tomar medidas rápidas para proteger nuestro ecosistema costero", añadió.

Luego resaltó: “La calidad del agua es una prioridad máxima en nuestra región. Se vuelve aún más importante cuando se considera el impacto económico y en la salud de nuestra región".

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.53%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.86%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.61%
30267 votos

Las Más Leídas