jhernandez@diariolasamericas.com
@hesushdez

MIAMI.- La peligrosa marea roja, que fue advertida hace más de un año y ahora afecta la costa suroeste de la Florida, comienza a perjudicar a hoteles, restaurantes y atracciones turísticas, ante la incertidumbre que significa la presencia de la rara contaminación en el agua de mar que baña la costa entre las localidades de Bradenton y Naples.

Miles de peces, centenares de tortugas, anguilas y manatíes han muerto en las playas de los condados Collier, Lee, Charlotte, Sarasota, Manatee, Hillsborough y Pinellas, donde se encuentran algunos de los balnearios más populares de la Florida.

Te puede interesar

En Bradenton, al sur de Tampa, donde comienza la larga franja de marea roja, el doctor Walter Klages, director fundador de Research Data Services, Inc., señaló que “espera un declive pronunciado” en las cifras de visitantes, según reportó el periódico de la localidad floridana Bradenton Herald.

De hecho, el doctor Kalges informó a la autoridad de Turismo del condado Manatee, donde se encuentra el balneario de Bradenton, que las alentadoras cifras de visitantes reportadas en junio podrían mermar en alguna medida en agosto, aunque el impacto sería “transitorio” y que todo volvería a la normalidad, si se lograse eliminar la rara contaminación.

Kalges agregó además que un número significativo de clientes, que habría hecho reservas en hoteles, estaría reconsiderando hacer el viaje, como medida de precaución.

Florida marea roja
La llamada marea roja se extiende desde la zona de Sarasota hasta Naples.
La llamada marea roja se extiende desde la zona de Sarasota hasta Naples.

Más afectaciones

Otras localidades, como Naples, Sanibel Island, Marco Island y Fort Myers, que reportaron igualmente aumentos sustanciales de visitantes en junio y julio, estarían afectadas por el mismo mal, que, según los estudiosos, no atenta contra la salud de los humanos pero sí podría provocar erupción en la piel, irritación respiratoria, picazón en la garganta o tos.

Por ejemplo, la popular 5th Avenue, que acoge un importante número de restaurantes, locales comerciales y hoteles en Naples, denota un declive de visitantes respecto al mismo período de agosto el año anterior.

“No sé si son 100 o 500 menos pero he notado menos clientes y eso es fácil de saber, cuando cuentas la cantidad de propina que llevas a casa y notas que es menos que antes”, comentó Ana a DIARIO LAS AMÉRICAS, camarera del restaurante Yabba Island Grill.

peces muertos por la marea roja.jpg
Vista de peces muertos a causa de la marea roja en Sanibel Island, costa suroeste de la Florida.
Vista de peces muertos a causa de la marea roja en Sanibel Island, costa suroeste de la Florida.

El hotel Naples Grande Beach Resort, que mira al Golfo de México y reabrió sus puertas el pasado mes de diciembre, tras una multimillonaria renovación luego del paso del huracán Irma en septiembre, lleva a cabo una intensa campaña para atraer la atención de turistas, ante el temor que supone la rara contaminación.

De esta manera, Charlie Hunsicker, director del departamento de Parques y Recursos Naturales del condado Manatee, señaló que necesita “ver la luz al final del túnel de la marea roja”, mientras se espera por una solución coordinada del estado de la Florida, que no solo recaiga en el flujo natural de las aguas, la temporada de lluvia o el calor del verano, como señalan algunas autoridades.

peces-muertos-marea-roja-costa-oeste-florida-efe.jpg
Cientos de peces muertos arriban a la costa floridana, como consecuencia de las afectaciones de la marea roja.
Cientos de peces muertos arriban a la costa floridana, como consecuencia de las afectaciones de la marea roja.

Hunsicker señaló además que hay que tener en cuenta “el plan previo de recuperación medio ambiental” que llevó a cabo el condado Manatee “que ayudará al renacimiento de la vida marina que se perdió” por la marea roja.

“Esa es nuestra receta, equilibrio medio ambiental, crecimiento y prosperidad, y creo que tenemos los tres factores para poder recuperar lo perdido, restaurar y rejuvenecer la zona, una vez que el problema haya pasado”.

Entretanto, brigadas de empleados municipales y voluntarios rastrean la zona costera en busca de animales muertos o residuos de algas.

Manatíes

Incluso los manatíes han sido víctima de la contaminación.

Según la autoridad estatal de Vida Silvestre, en tan sólo ocho meses de 2018 han muerto tantos manatíes como en los 12 meses de 2017: un saldo de 540 hasta el 12 de agosto, comparado con 538 en 2017.

Marea roja Florida
<p></p>Vista general de algas verdeazuladas a la orilla del canal St. Lucie, afluente del lago Okeechobee, donde se depositaron los nutrientes que más tarde transitaron hasta el agua de mar que baña la costa del suroeste de la Florida, entre las localidades de Bradenton y Naples.<p></p>

Vista general de algas verdeazuladas a la orilla del canal St. Lucie, afluente del lago Okeechobee, donde se depositaron los nutrientes que más tarde transitaron hasta el agua de mar que baña la costa del suroeste de la Florida, entre las localidades de Bradenton y Naples.

Los expertos culpan primero al frío invierno que se reportó a principios de año y después a la marea roja, que arrojó toxinas al lago Okeechobee, ríos, afluentes y las aguas cercanas a la costa.

“Probablemente la cifra de manatíes muertos aumente producto de la marea roja”, comentó el director ejecutivo del departamento de Responsabilidad del Medio Ambiente, con sede en Washington DC.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas