jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

MIAMI.- Un minucioso estudio sobre accesibilidad del cuidado de salud, costes y seguros médicos plantea que los floridanos están propensos a pagar más, a medida que el aumento de salario no compensa el alza de las cuotas ni los pagos colaterales.

Te puede interesar

Acorde al informe de la fundación sin fines de lucro Commonwealth Fund, la Florida es uno de los cinco estados donde el monto a pagar es mayor, cuando se combina cuota y pagos colaterales para sumar unos $7.925 al año, lo que equivale al 14.5% de un salario de clase media, fijado en $64.000 al año antes de pagar impuestos.

De hecho, la media nacional ronda los $7.388, lo que equivale a 11.5% del promedio de salario.

Este informe, que sale a la luz justo a tiempo cuando las aseguradoras y empresas del país revisan precios y cuotas a pagar en 2020, no proyecta una bajada por lo que se anticipa otro indeseado aumento en los próximos meses.

“Esto es preocupante”, señaló el comunicado adjunto, “porque pudiera poner a millones de personas fuera del cuidado de salud”.

Por ello, crece el temor de que aumente la cifra de familias que dejan de ver al médico cuando están enfermos o necesitan una receta médica.

Costes

El importe a pagar por empleadores y empleados varía de un estado a otro, pero el estudio señala que el impacto monetario es mayor en el sureste del país con Lousiana, Mississippi y Florida a la cabeza.

En efecto, la Florida Chamber of Commerce cree que características muy específicas en Florida provocan que tanto las empresas como la clase trabajadora tengan que pagar más.

“Tenemos una población de la tercera edad mayor y eso incrementa las cuotas a pagar”, manifestó el vicepresidente de la asociación, Edie Ousley, al periódico Naples News.

Y es que dictaminar precios a unos y otros, según edades, terminaría encareciendo vertiginosamente la prima a pagar por los de mayor edad, y la técnica aplicada responde a repartir los costes para amainar los impactos en unos u otros.

También influye la prevalencia de demandas por responsabilidad civil contra empresas, en comparación con otros estados, y esos costos se transfieren a los consumidores.

A punto de cerrar el año, se cree que el próximo aumento oscile alrededor de 5%, mientras los empleadores continuarán pagando cerca del 70% en la mayoría de los casos.

No obstante, están los empleadores que no proveen cobertura médica y por ende los empleados deben acudir a proveedores de seguros o la red nacional Patient Protection and Affordable Care Act, u Obamacare, que también sufren preocupantes subidas de precios.

Entre las propuestas mencionadas para aliviar el alto coste resaltan las mejoras por trazar al Obamacare o la anticipada salud universal Medicare For All, que sus precursores aseguran controlaría los precios y sus detractores pronostican atentaría contra la calidad.

De cualquier forma, están quienes se inclinan a estudiar ambas propuestas y vernos en el espejo de los países europeos, donde el cuidado de salud está destinado para todos los ciudadanos y es alimentado por el fisco nacional.

“Pagamos una media de 14.5% del salario y apenas tenemos una cobertura médica decente. Los españoles pagan una cifra similar por cuidado de salud, algo más para jubilación, y tienen una red de sanidad que está considerada entre las mejores tres del mundo”, comentó el presidente de Access Insurance, Mario Moreno, en Miami.

Y la cuestión continúa con más preguntas que respuestas: “Ahora tenemos que afrontar el error de no haber abordado este problema a tiempo”, reflexionó Moreno. “Dejamos que el monstruo creciera y ahora no sabeos cómo domarlo”, recalcó.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la decisión de Trump de imponer aranceles al aluminio y al acero provenientes de Brasil y Argentina?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas