MIAMI.- Los hospitales en Miami-Dade comienzan a sentir el peso de quienes no se han vacunado contra el COVID y las cifras denotan un aumento sustancial que recuerda los primeros días de la pandemia.

Por ejemplo, el Jackson Memorial Hospital, así como otras instituciones médicas en el condado floridano, vuelve a limitar el acceso de visitas a las salas de emergencias y habitaciones para “proteger a pacientes y personal sanitario”.

Te puede interesar

Carlos A. Migoya, presidente de Jackson Health System, señaló, durante una conferencia telemática, tal como fue habitual durante los peores momentos de la pandemia el año pasado, que la admisión a sus salas ha aumentado de 66 pacientes el 6 de julio a cerca de 150 estos días. Un incremento sustancial de 117 % en apenas dos semanas.

Y de ellos, el 95% no está inmunizado, lo que denota que la enfermedad epidémica se transforma de “pandemia para todos a pandemia para quienes no estén vacunados”.

En efecto, el doctor Peter Paige, que es el jefe ejecutivo médico del Jackson y el Condado Miami-Dade, alertó que “es necesario exhortar a la gente a vacunarse” porque “es la manera de combatir el virus” de una manera más eficiente.

“Hemos pasado mucho y hemos aprendido mucho y hoy estamos mejor preparados que hace un año y por eso exhortamos a vacunarse”, subrayó.

Más de 600.000 muertes en nuestro país, unas 37.500 solamente en Florida, incluyendo alrededor de 6.500 en Miami-Dade, es mucho más que suficiente para tener al COVID en cuenta.

Mascarillas

Paige recalcó que “debemos seguir usando mascarilla”, aún si está vacunado, porque puede ser portador del virus, a pesar de no enfermarse, y contagiar a quien no esté inmunizado.

Reinstaurar el uso de mascarillas en locales comerciales o al aire libre “no es factible actualmente”, declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS el Dr. Hugo Lara, médico especialista en enfermedades infecciosas.

No es factible porque “el nuevo brote está relacionando con las personas que no se han vacunado. Además, entraríamos en una batalla judicial con el estado de Florida que se opone a reactivar medidas sanitarias porque volverían a afectar la economía”, comentó.

Hace apenas una semana, cuando el estado de Florida reportó el aumento semanal más alto que se ha contabilizado en los últimos tres meses, Miami-Dade informó más de 7.000 casos nuevos, la mayor cantidad entre los condados floridanos.

Un enfermero del Baptist Hospital, que pidió obviar su nombre, reconoció que “los casos de coronavirus comienzan a preocupar otra vez”.

“Muchos no se han vacunado, pero también es el nuevo coronavirus Delta. No importa si estás vacunado. Hay que usar mascarillas otra vez”, resaltó.

“Tomen vitamina C y zinc, fortalece el sistema inmunológico” aseguró.

No obstante, el superintendente de escuelas públicas de Miami-Dade, Alberto Carvalho, declaró que la autoridad escolar mantiene “la posición del uso opcional de mascarillas, cuando regresemos a clases”.

Por otra parte, la doctora Lilian Abbo, jefa del departamento de enfermedades infecciosas del Jackson, explicó que “el 95% de las personas inmunizadas no han tenido problemas”, lo que comprueba que la vacuna es efectiva.

Abbo hizo hincapié en tres puntos específicos. Primero, “la pandemia no ha terminado”. Segundo “si necesita una segunda dosis de vacuna, póngasela. Y tercero, “use mascarilla, no solo para protegerse sino también para proteger a otros”.

La nueva variante de COVID, que llaman Delta, “tiene mucho que ver con el aumento de casos de coronavirus”, señaló Migoya.

La Delta se propaga con más facilidad, acorde a los informes científicos, lo que facilita su transmisión entre personas que no se han vacunado.

“Delta es 120% más fuerte que el virus regular”, expuso Abbo. “Bastaría ver cómo jóvenes de 20 y 30 años vienen al hospital enfermos”.

“Mientras más personas estén vacunadas, hay menos probabilidades de contagio”, recalcó Migoya. Y prueba de ellos es que Miami-Dade, donde alrededor del 65% de la población está inmunizada, reporta la tercera parte de nuevos contagios que denota Jacksonville, en el norte de Florida, donde apenas el 39% se ha vacunado.

Al menos ahora, la tasa de mortalidad se mantiene relativamente baja, si la comparamos con las cifras reportadas el año pasado, cuando Miami-Dade sumaban 10 y 25 decesos por día: “Uno o dos fallecimientos por semana, gracias a la experiencia que hemos adquirido, los medicamentos y el sistema inmunológico que destaca a los más jóvenes”, opinó Lara.

Pero, aún así, “la mala vivencia de estar en un hospital, posiblemente entubado para poder respirar, es muy desagradable”, planteó el galeno especializado.

De cualquier manera, a Migoya le preocupa que “los medicamentos disponibles están diseñados para personas con síntomas que corresponden a quienes tienen más edad, obesidad, diabetes o problemas respiratorios. No tienen el mismo efecto en personas más jóvenes y saludables”.

Vacunación

La campaña de vacunación continúa, aunque ya se comienza a notar el efecto negativo de la falta del estado de emergencia en Florida, que no fue renovado el pasado 26 de junio.

"Hemos trabajado muy duro durante la pandemia y para avanzar con seguridad hacia un retorno a la normalidad, es importante estar vacunados y por eso instamos a priorizar recursos para exhortar a la gente a vacunarse", declaró a DIARIO LAS AMÉRICAS la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava.

De hecho, la tasa de positividad en Miami-Dade se ha disparado: de cerca de 3% que se reportó hace apenas un mes, la nueva cifra supera el 8%. O sea, 8 positivos de cada 100 que se someten a la prueba de COVID.

A pesar de la suspensión sorpresiva del gobierno de Florida de las restricciones sanitarias, la autoridad condal de Miami-Dade continúa apelando a ellas: “Ayúdenos a detener la propagación: vacúnese, use mascarilla cuando haya personas a su alrededor y lávese las manos con frecuencia”, añadió la alcaldesa.

Aún hay dudas acerca de las vacunas. Son dudas que están mayormente alimentadas por la desinformación que inunda las redes sociales.

“Hay gente que no cree que la pandemia existe, de la misma manera que hay gente que no cree en la vacuna o la ciencia médica, pero tienen que entender que están dañando la salud pública. Tienen que entender que hacemos esto por el bien de la humanidad”, sostuvo la doctora Abbo.

Vale mencionar que “si viviéramos en otra parte del mundo, estaríamos rogando tener la vacuna”, comentó la doctora Abbo.

En otras palabras, aprovechemos las ventajas que el país ofrece. Hay vacunas para todos y muchos más. Tantas hay, que Estados Unidos dona millones de dosis a naciones menos favorecidas.

Lara retoma la idea de que “opiniones en redes sociales han hecho mucho daño”. Incluso el Gobierno nacional ha abordado esa situación con preocupación y culpado a la desinformación por no haber alcanzado la meta de vacunar el 70 % de la población.

Desinformación

Hace apenas unos días, el presidente Joe Biden comentó que plataformas digitales, como Facebook, “hacen daño al albergar escepticismo sobre las vacunas”.

Sin duda, fue un llamado a ‘controlar’ las ideas infundadas o mal intencionadas que terminan “matando gente”, como expuso.

En respuesta, Facebook pidió a la administración Biden que dejara de "señalar con el dedo".

El doctor Lara asegura desconocer “si es ignorancia o una campaña alimentada por alguien que tiene intereses particulares de hacer daño a uno o el otro, pero lo que sí sabemos es que hemos escuchado y leído mil barbaridades, como que el gobierno quiere vacunar para inocular un microchip que tendría a la gente controlada”.

También están los que no creen en la efectividad de la inmunización por la rapidez que tuvo el proceso de aprobación.

Hay que recordar que el gobierno nacional anterior, liderado por el expresidente Donald Trump, propició, dada la emergencia nacional que sufría el país, el procedimiento de verificación de la vacuna, que usualmente sufre múltiples trámites burocráticos que demoran el proceso.

Hoy, gracias a la invocación de la ley de Producción de Defensa, que Trump y Biden abordaron, para obligar a empresas farmacéuticas a fabricar material médico y vacunas, es mucho más fácil inmunizarse, incluso sin cita previa en muchos lugares.

Cómo vacunarse

Si vive en Miami-Dade, consulte el portal ididitsfl.com, donde obtendrá información detallada en español, inglés, creole y portugués.

También puede consultar el sitio web habilitado por el Gobierno de Florida MyVaccine.Fl.Gov, en el que también podrá obtener la información en español.

Igualmente puede enviar un mensaje de texto con su código postal a 822862 en español o 438829 en inglés para recibir información.

Si prefiere obtener los datos por teléfono, llame al 311, también en español, donde le informarán qué hacer para vacunarse.

Para quienes no tengan medios o no puedan desplazarse al punto de vacunación también hay solución, le llevarán la vacuna casa si llama al 311.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.96%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.41%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.62%
50146 votos

Las Más Leídas