MIAMI.- Entre las más de mil propuestas de ley que el Congreso estatal de la Florida analiza este año sobresale la medida SB 1128 que busca regular la manera que los floridanos alquilan sus propiedades con fines turísticos.

En otras palabras, quienes rentan apartamentos, casas o estudios a visitantes, al estilo Airbnb por ejemplo, podrían estar sujetos a ciertas medidas, como pudieran ser “tiempo, zonas permitidas y el pago de impuestos”.

Te puede interesar

La propuesta, presentada por el senador republicano de Hialeah Manny Diaz Jr. reservaría la decisión de medidas a Tallahassee, aunque aseguró que también “permitirá a municipalidades y condados imponer regulaciones siempre y cuando sean aplicadas a todas las propiedades residenciales”.

Díaz aseguró a la prensa que los gobiernos locales podrán continuar asignando regulaciones sobre “ruidos, estacionamiento y cantidad de ocupantes”.

“Al fin y al cabo, vivimos en Estados Unidos. La propiedad privada sigue siendo importante”, señaló el senador estatal, al tiempo que argumentó que la ley propuesta básicamente dice “hay que tratar a todos por igual. No se le puede decir al propietario X que puede permitir fiestas hasta la 5 am y al que renta por Airbnb que no puede tener fiesta”.

La propuesta de ley, que es apoyada por la asociación de bienes raíces Florida Realtors, no recibe el visto bueno de muchas localidades, como Sarasota, que creen que son los gobiernos municipales los que mejor conocen los problemas de sus áreas y por lo tanto están mejor capacitados para legislar según sus necesidades.

“Esto es un asunto de calidad de vida”, señaló la alcaldesa de la localidad floridana. “Este asunto de alquilar ha sido devastador para varias comunidades”, reportó el medio noticioso Florida Today.

Según la jefa de gabinete de Miami Beach, Michele Puldy Burger, la “gran mayoría” de quienes apuestan por alquilar por poco tiempo son “conglomerados empresariales” que atienden zonas determinadas.

De hecho, tanto Miami Beach como Miami han enfocado sus regulaciones en detener el flujo de fiestas que molesta a los vecinos y otros asuntos como uso o comercio de drogas e incluso el uso o comercio de personas, mayormente mujeres, con fines sexuales.

“esa ha sido nuestra lucha en este edificio”, aseguró Migdalia, vecina de la calle 8 en South Beach, donde la mitad de sus vecinos alquilan sus propiedades por dos o tres días a clientes desconocidos a través de Airbnb.

Según datos publicados por Airbnb, la Florida cuenta con más de 40.000 propiedades alistadas en su plataformas, en la que más de tres millones de personas pernoctaron el año pasado, lo que aportó cerca de 500 millones de dólares en ganancias para los usuarios

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opina sobre las costosas licencias operacionales ilegales que fueron otorgadas en la ciudad de Hialeah?

Buscaban suplantar la ausencia temporal de los permisos suspendidos por el Condado Miami-Dade
Constituyen una ilegalidad que debe ser investigada hasta las últimas consecuencias
ver resultados

Las Más Leídas