MIAMI.- Dueños de viviendas del sur de la Florida esperan con ilusión que la ley recientemente aprobada sobre seguro contra huracanes proporcione algún alivio al alto coste que significa conseguir una póliza y pagar la factura.

La nueva ley, que fue adoptada por el Congreso estatal en sesión especial, en apenas dos días, fue rápidamente ratificada por el gobernador, Ron DeSantis, y establece una serie de medidas que esperan funcione en un plazo de 18 meses, según anticipó el promotor de la medida, el senador republicano de Bradenton Jim Boyd.

Te puede interesar

Básicamente, la nueva ley trata de estabilizar el mercado de seguros y contrarrestar el efecto de los gastos extraordinarios que ocasionan las reclamaciones infundadas de techos y costosas demandas, que las aseguradoras aseguran afectan el mercado.

Entre los cambios, los techos con más del 25% de daño se repararán en lugar de reemplazarse, por lo que las reclamaciones serían menores.

Además, se destinan 2.000 millones de dólares al fondo de reaseguro, por lo que, en caso de un desastre natural, las aseguradoras podrían hacer uso de ese dinero.

Hay nuevos límites en las demandas, lo que, según algunas aseguradoras, eleva el costo del seguro.

Las viviendas con un valor menor al medio millón de dólares podrán optar por hasta 10.000 dólares para fortalecer la propiedad para ser usados en ventanas de impacto, garajes y reemplazar techos.

Voces

Sandra, vecina de Miami Beach, comentó a DIARIO LAS AMÉRICAS que paga 10.000 dólares de seguro al año por vivir en una zona de alto riesgo. El triple de lo que pagaba en Orlando, cuando vivía cerca de Disney World.

A pesar de la alta factura, la póliza, en caso de reclamaciones, tiene un deducible de 15.000 dólares sobre daños por vientos y fuego a la estructura y no incluye los valores que tenga dentro del inmueble.

“Si la situación no mejora, tendré que regresar a Orlando, o tal vez irme a otro estado donde los huracanes y el fraude no sean excusas para aumentar el pago de seguros”, señaló.

En Westchester, al oeste de Miami, donde no hay peligro de inundaciones, la tarifa a pagar tiene a los techos por protagonistas.

“Vivo aquí desde hace 40 años y he visto subir el seguro cada año. De 700 a 5.000 dólares y con menos beneficios y más deducible. Y acabo de recibir una carta de cancelación. Citizens, que se supone esté respaldada por el estado de Florida, me ha dejado sin seguro y ahora tengo que buscar otro urgente, aún más caro”, reclamó.

Interpretación

Para Mario Moreno, presidente de Access Insurance, en Miami, la nueva ley cuenta con un lenguaje que “brinda alivio a la cantidad de reclamaciones y dinero que se puede reclamar”, lo que complace a las aseguradoras, “y eso hará que las primas a pagar disminuyan”.

Por ello, Moreno espera que las cuotas a pagar disminuyan a futuro y que el mercado sea equilibrado, lo que facilitaría que aseguradoras vuelvan a Florida.

“Si nos golpea un huracán y sufrimos una pérdida considerable, tendremos al menos un fondo de reaseguro. Esperemos no sea un huracán mayor, que podría causar una catástrofe”, comentó.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 31.02%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.72%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.26%
18812 votos

Las Más Leídas