MIAMI.- Cada vez que un ciclón o el ciclo habitual de marea alta inunda zonas específicas de Miami, salta a la palestra cuán vulnerable es la costa de la ciudad a las inclemencias del tiempo, y el llamado cambio climático, por lo que el Gobierno federal propone una solución que tiene a muchos pensando.

Imagine una muralla a lo largo de la costa en el centro de Miami, desde Coconut Grove hasta las cercanías de Morningside, para evitar la ‘entrada del mar’, al mismo tiempo que impide la vista más preciada que tiene la ciudad.

Te puede interesar

De hecho, estudios científicos proyectan que el nivel del mar en la costa de Miami y zonas adyacentes podría aumentar 2.5 pies en los próximos 20 años, y el Cuerpo de Ingenieros del Gobierno federal, durante la administración anterior, realizó un minucioso estudio que propone construir el mencionado muro.

Seis millas de largo, excepto en la zona de grandes rascacielos, incluyendo Brickell, donde precisamente la amenaza del mar es más latente.

El coste de la propuesta asciende a 6.000 millones de dólares, de los que 2.100 tendrían que ser aportados por gobiernos locales, acorde a la norma de 35% de colaboración.

Para nadie es noticia que el sur de Florida es plano y bajo, y está asentado sobre piedra caliza porosa, que permite que el mar penetre a través del suelo, aunque no haya tormenta.

Basta mirar calles en Miami Beach y la zona de Brickell cuando la marea alta ocurre esporádicamente.

De cualquier manera, la propuesta de un enorme malecón a lo largo del tramo más pintoresco de Miami preocupa tanto a los ambientalistas como a los urbanizadores.

“Estamos como en una encrucijada”, declaró a The New York Times el comisionado de Miami Ken Russell, cuyo distrito incluye Brickell, conocido por sus inclinaciones ambientalistas.

"Los 40.000 mil millones de dólares en activos (edificaciones) que estamos tratando de proteger, disminuirán si se construye un muro porque afectará los valores del mercado y la calidad de vida", anticipó.

El borrador propone además construir ‘barreras’ en la desembocadura del río Miami, así como manglares que ayudarían a menguar la entrada del mar y añadirían un componente ‘natural’ a la estructura; para proteger locales comerciales, hogares y propiedades.

Un plan final sería publicado en octubre, según indicó el comunicado.

Entretanto, la poderosa constructora Swire Properties, con base en Hong Kong y grandes edificaciones en Brickell, propone construir una especie de dique ‘natural’, de tierra y rocas, que podría elevarse aún más con el tiempo, y evitar así la fría imagen de un muro de hormigón que terminaría siendo víctima del grafiti.

Para ambientalistas, el problema surgió hace más de un siglo, cuando comenzó el dragado de Los Everglades, la agricultura y construcción.

“Tengo la sensación de que la mayoría de los floridanos está dispuesta a vivir con el riesgo del mar por tal de preservar el entorno”, declaró al rotativo neoyorquino Cynthia Barnett, periodista medioambiental de Gainesville.

“La historia nos enseña que hay que trabajar con el agua y el mar, en lugar de luchar contra ellos”, resaltó.

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.65%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.77%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.57%
34994 votos

Las Más Leídas