MIAMI— Desde niña, Eileen Cardet se enamoró de la literatura y aprendió a valorar el acontecer noticioso, de modo que las letras y el periodismo se hicieron parte de su vida. La comunicadora, nacida en Puerto Rico e hija de cubanos exiliados, es uno de los rostros más estables de la televisión hispana en Miami, permanencia que se debe a su profesionalismo y compromiso con la verdad.

Como reveló a DIARIO LAS AMÉRICAS, a los 11 años devoraba libros de Isabel Allende, Gabriel García Márquez y otros pilares de la literatura latinoamericana. “Por muchos años, en mi familia se hablaba de regresar a Cuba cuando se cayera el gobierno de Fidel Castro. Puerto Rico era una estadía temporal. En los almuerzos de los domingos en casa de mis abuelos, el tema político dominaba la conversación, mientras la nostalgia abrazaba a todos los presentes”, recordó.

Te puede interesar

“El discutir las noticias de Cuba, de Estados Unidos y del exilio cubano era religión en el seno de mi hogar y creo que eso moldeó mi niñez para que escogiera la carrera de periodismo. Desde muy pequeña percibía cuán relevante era la información, cuán necesario era mantenerse al día en el acontecer mundial”, agregó Cardet, que solía participar en grupos literarios durante sus años de estudiante.

Tras obtener una licenciatura en la Universidad de Puerto Rico, llegó su primer trabajo en los medios, en la revista Imagen de Puerto Rico. “Aún recuerdo la emoción que sentí al ver mi primer artículo publicado”, rememoró. Una vez en EEUU cursó una maestría en periodismo de televisión en la Universidad de Miami, en donde le gestionaron una pasantía en Telemundo 51, que “rápidamente se convirtió en un trabajo en el network como productora asociada de un programa llamado Alta Tensión, que me permitió sacar mis primeros reportajes al aire”.

Luego se incorporó a Univision: “La mayor parte de mi carrera la he llevado frente a las cámaras de Noticias 23 Al Amanecer, 21 años para ser exactos… el tiempo vuela. Ha sido mi segundo hogar, parte de mi esencia, de mi familia. Sé que me sentiré desubicada el día que ya no trabaje con Univision, pero lo único constante en la vida es el cambio y cuando toque, me adaptaré”.

Desde la televisión ha construido una carrera que le ha traído satisfacciones, emociones encontradas y mucho aprendizaje. Aunque siempre se informa para dar una noticia, tres episodios se quedaron grabados en su memoria. Uno de los momentos más “traumáticos” de su carrera fue hace 20 años, tras los ataques terroristas del 11 de septiembre, “no solo porque fue un capítulo muy negro en la historia de EEUU. También mi hermana vivía muy cerca de allí y visitaba el centro comercial subterráneo. Estuve sin poder comunicarme con ella, que acababa de tener a mi sobrino, y su esposo se recuperaba de cáncer. Aun así tuvimos que ir al aire e informar”.

También le ocurrió con la masacre en la escuela de Parkland, en 2018: “Aunque se habían cometido muchas masacres en escuelas de EEUU, nunca en el patio de tu casa, que impacta a tu comunidad”. Al pensar en el colapso del edificio Champlain Towers South, en Surfside, en junio de este año, describió que un hecho así “te toma de sorpresa, te deja anonadada y te das cuenta de que en cualquier momento puede ocurrir lo inimaginable. Uno no está preparado, pero tienes que dar la cara y sacar lo mejor de ti”.

Consciente de los desafíos de informar apegada a la ética y de estar expuesta al constante juicio del público, advierte a aquellos jóvenes interesados en convertirse en periodistas que se trata de un camino difícil, pero estimulante si uno está enamorado de la profesión.

“Mi mejor consejo es que si quiere estudiar periodismo, también estudie una carrera alterna, por ejemplo, leyes, ciencias políticas, etc. La realidad del medio hoy en día es que es muy difícil llegar a posiciones destacadas, y los salarios se han desplomado considerablemente. Aquí siendo crudamente honesta. Pero, si es algo que le apasiona, como me pasó a mí, entonces que lo tome como una profesión sagrada, en donde siempre busque la verdad, y presente de manera objetiva ambos lados de la moneda”, subrayó.

En esa línea, resaltó que el periodismo “es el cuarto poder, la representación del pueblo frente al ejecutivo, legislativo y judicial. El ojo vigilante que debe exponer la corrupción, y la entidad que provee información vital a los integrantes de una sociedad, para poder mantener una democracia saludable y robusta”.

Para Cardet, “un periodista debe siempre respetar la verdad y buscar las caras opuestas de una noticia”. No obstante, opina que, “con excepción de ciertos medios, el periodismo se ha prostituido por los grandes intereses y las noticias muchas veces se dan parcializadas y de forma subjetiva. Se sigue demasiado la narrativa oficial y se descartan las voces disidentes, aunque sean de peritos. Lo vemos con la pandemia, lo vemos con la política, etc”.

Asimismo, señaló que “el reto de informar de forma fidedigna se ha vuelto fundamental y con carácter de urgencia en esta era de las redes sociales, donde cualquiera se puede volver reportero de imágenes, pero muy pocos ponen en contexto la noticia y buscan el trasfondo de los sucesos, labor requerida para los periodistas”.

“Por eso considero, más que nunca, que el periodista comprometido con su profesión es extremadamente necesario. Un periodismo de calidad, que tenga una fuerte valoración de la verdad, la ética, la libertad y la justicia, simplemente urge en estos tiempos de cacofonía informática”, enfatizó.

En fechas recientes Eileen Cardet presentó su novela erótica Urano, que definió como “una denuncia social de casos que he conocido a través de mis años de periodista, pero maquillada de erotismo”. Se trata de la primera parte de una trilogía que está escribiendo y está disponible en las plataformas de ventas de libros.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCTuwnJcLGRI%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABACpFmzhAU6yzZCM4gj8Fj5340zIuuek3hrTZCr9vepheqdt98UGXdEtLsUtXjRIdozNmjICcRAyCeFmEPzO6nK6XZAZC0Q0HjmMGQ9slDNvIkV9C8nHHtkJRZArtwRRplZBJDECCjdXszZANFJEMEkuZBqlzwrSQvwZDZD

Puede ver sus reportes en @eileencardet

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.96%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.39%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.65%
52521 votos

Las Más Leídas