NUEVA YORK.- Un audio en el que uno de los implicados en la muerte del periodista Jamal Khashoggi le pide a su interlocutor que informe a "su jefe" que la misión está cumplida aumenta la sospecha sobre la presunta responsabilidad del príncipe heredero saudí en el asesinato, publica hoy el "New York Times".

Uno de los integrantes del comando que asesinó al periodista en el consulado saudí en Estambul el 2 de octubre llamó por teléfono poco después a su superior, a quien le dice que informe de la situación a "su jefe". Los servicios secretos estadounidenses creen que ese "jefe", a quien no menciona por su nombre, es el príncipe Mohamed bin Salman, quien es de facto quien ejerce el poder en Arabia Saudí.

Te puede interesar

Khashoggi, que era un crítico de Salman, fue al consulado a buscar unos papeles para poder casarse con su novia turca, pero nunca más volvió a aparecer. Durante días, Arabia Saudí negó tener nada que ver con su muerte, pero ante la fuerte presión internacional acabó reconociendo que hubo una pelea entre Khashoggi y varias personas que acabó con su muerte. Más de 40 días después, su cuerpo sigue sin ser localizado y se desconoce quién ordenó su muerte.

Riad acusó a varios funcionarios de Gobierno de alto rango de haber enviado a Estambul por iniciativa propia un equipo especial de 15 miembros para llevar a cabo el asesinato. El Gobierno saudí ordenó la detención de 18 sospechosos, lo que dio pie a la hipótesis de que la cúpula dirigente quiere evitar que el príncipe heredero quede en el ojo del huracán.

"Una llamada como ésta es casi como una pistola humeante que apunta al culpable", dijo el ex agente de la CIA Bruce O. Riedel al periódico.

El diario destaca que la grabación, que hicieron los servicios secretos turcos, aumenta no sólo la presión sobre Salman, sino sobre la Casa Blanca para que tome medidas contra Riad, uno de sus más estrechos aliados. Tras la pérdida de la mayoría de los republicanos en la Cámara de Representantes en las elecciones de la semana pasada, un demócrata presidirá ahora el Comité de Inteligencia de la Cámara.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, reconoció el sábado en Ankara por primera vez oficialmente la existencia de estas grabaciones sobre la muerte de Khashoggi y dijo que las había compartido con varios países.

Erdogan dijo ante la prensa que las grabaciones sobre el asesinato de Khashoggi son una "catástrofe" e incluso han conmocionado a miembros del servicio secreto saudí.

Según la Justicia turca, Khashoggi fue estrangulado poco después de haber entrado en el consulado y su cadáver fue descuartizado y eliminado. Los investigadores turcos creen que la orden para matar al periodista partió de las más altas esferas del Gobierno saudí.

Hoy Erdogan volvió a pronunciarse y aseguró que Turquía "espera pacientemente" la respuesta del príncipe Salman, informan el diario "Hurriyet" y otros medios.

"El príncipe heredero dice: 'Voy a aclarar el incidente y haré lo que sea necesario'. Esperamos pacientemente", afirmó Erdogan a la prensa al abordar un avión que lo traía de regreso a su país desde Francia, donde participó en la conmemoración de los 100 años del final de la Primera Guerra Mundial.

Turquía y Arabia Saudí son rivales en la región. Ankara apoya al emirato de Qatar, un país enemigo de Arabia Saudí, donde también se encuentran destacadas tropas turcas. Ademá, el Gobierno turco simpatiza con los Hermanos Musulmanes, un movimiento que está catalogado en Arabia Saudí como organización terrorista.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cuestiona Ud. la actuación policial tras el robo a una joyería en Coral Gables y donde murió un chofer de UPS, rehén de los dos atracadores?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas