Armenia y Azerbaiyán se hallaban este domingo al borde de la guerra, tras estallar violentos combates que dejaron al menos 23 muertos y cientos de heridos entre fuerzas azeríes y separatistas de la región de Nagorno Karabaj, apoyadas por Armenia.

En Rusia, que se erige en árbitro en la región, el presidente Vladimir Putin llamó al cese de los enfrentamientos, los peores en esta zona disputada desde 2016.

Te puede interesar

Al menos 16 militares separatistas armenios murieron y más de un centenar resultó herido en el conflicto, según las autoridades de Nagorno Karabaj.

Los beligerantes, que se culpan mutuamente de iniciar las hostilidades, dieron cuenta igualmente de pérdidas civiles. Ereván anunció la muerte de una mujer y un niño y Bakú señaló la muerte de una familia azerí de cinco miembros.

Estados Unidos se unió el domingo al llamado mundial para que Armenia y Azerbaiyán pongan fin a los enfrentamientos iniciados hace décadas por la disputa de la región separatista Nagorno Karabaj, respaldada por el gobierno armenio.

El Departamento de Estado estadounidense dijo que ha contactado con los dos países "para urgir a ambas partes a cesar inmediatamente las hostilidades, usar los vínculos de comunicación que existen para evitar una mayor escalada y a evitar la retórica y las acciones inútiles".

Los archienemigos Armenia y Azerbaiyán se acusaron mutuamente de iniciar el domingo enfrentamientos que causaron al menos 23 muertos y amenazaron con involucrar a las potencias regionales Rusia y Turquía.

"Estados Unidos cree que la participación en la escalada de violencia por parte de agentes externos sería profundamente improductivo y sólo exacerbaría las tensiones regionales", añadió el Departamento de Estado en un comunicado.

Los peores enfrentamientos desde 2016 han causado temores sobre una nueva guerra en la disputa territorial por Nagorno Karabaj, que dura ya varias décadas.

Dieciséis combatientes separatistas armenios murieron y más de 100 resultaron heridos en los combates, dijeron líderes rebeldes.

Ambos bandos también informaron sobre muertos civiles.

Naciones Unidas, Francia, Alemania, Italia y la Unión Europea también instaron a un cese del fuego inmediato.

Embed

Tensiones regionales

Un conflicto mayor entre Armenia y Azerbaiyán podría generar la intervención de potencias rivales en la región del Cáucaso, como Rusia y Turquía. Los enfrentamientos alrededor de Nagorno Karabaj, región secesionista de Azerbaiyán de mayoría armenia que cuenta con el apoyo de Ereván, alimenta las tensiones regionales desde hace 30 años.

El ministro azerí de Defensa afirmó que había conquistado una media docena de pueblos bajo control armenio durante los combates, unas informaciones desmentidas por Ereván.

Bakú afirmó igualmente que había tomado el control de una montaña estratégica en Karabaj y anunció la instauración de la ley marcial, así como un cubre fuego en la capital, en otras grandes ciudades y en la zona cercana a la línea de frente.

Con anterioridad el domingo, el primer ministro armenio, Nikol Pashinyan, decretó también "la movilización general" y la instauración de la ley marcial, al igual que las autoridades de Karabaj.

"El régimen autoritario [azerí] volvió a declarar la guerra al pueblo armenio", dijo Pishinyan, estimando que Bakú y Ereván estaban al borde de una "gran guerra" con potenciales "consecuencias imprevisibles".

Pashinyan llamó a la comunidad internacional a evitar una "injerencia" turca en el conflicto.

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliev, denunció una "agresión" de Armenia y prometió "vencer" a Ereván.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan, aliado tradicional de Azerbaiyán, renovó su apoyo a este país, tras haber mantenido una conversación telefónica con su homólogo azerí.

Por su parte, el vecino Irán dijo que estaba dispuesto a lanzar conversaciones entre ambos países.

Francia, mediador del conflicto con Rusia y Estados Unidos dentro del Grupo de Minsk, pidió el cese de las hostilidades, al igual que la UE y Alemania.

El ministerio azerí de Defensa indicó que había lanzado una "contraofensiva en toda la línea de frente" de Karabaj para "poner fin a las actividades militares de las fuerzas armadas de Armenia".

Un viejo conflicto

El ministerio de Defensa de Karabaj afirmó que había destruido cuatro helicópteros, 15 drones y diez tanques azeríes.

Un video publicado por Ereván muestra dos tanques enemigos alcanzados por disparos junto a otros tres tanques.

Azerbaiyán indicó que uno de sus helicópteros fue abatido, pero que su tripulación estaba a salvo.

El ejercito azerí también publicó un video en el que muestra, desde el aire, la destrucción de tres artefactos militares enemigos.

Las dos antiguas repúblicas soviéticas están en conflicto desde hace décadas por la región secesionista de Nagorno Karabaj, donde a principios de los años 1990 una guerra causó 30.000 muertos. Desde entonces Bakú quiere recuperar el control. Negociaciones de paz están en punto muerto desde hace años.

Separatistas y azerbaiyanos se enfrentan de forma recurrente, pero también lo hacen directamente Armenia y Azerbaiyán.

Estos dos países ya se enfrentaron en su frontera norte el pasado mes de julio en los combates más graves desde 2016 y que hicieron temer la desestabilización de la región.

Olesya Vartanyan, experta del International Crisis Group, sostuvo a la AFP que esta nueva escalada se explica en especial por la ausencia de una mediación internacional activa.

"Desde la epidemia del coronavirus, el conflicto ha sido olvidado, y los diplomáticos ya no van ni a Bakú ni a Ereván, ni siquiera tras los enfrentamientos de julio" pasado, lamentó.

Azerbaiyán cuenta con inmensas reservas de petróleo, lo que le permite cuantiosos gastos militares.

Armenia, mucho más pobre, es un país más cercano a Rusia, que tiene ahí una base militar. Ereván pertenece a una alianza político militar dirigida por Moscú, la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva.

Rusia, que compite con Turquía en la región, libra armas a ambos países.

La ONU alerta

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, exhortó el domingo a Azerbaiyán y a las fuerzas separatistas de Nagorno Karabaj, apoyadas por Armenia, a "cesar inmediatamente los combates" en la región disputada, escenario de fuertes enfrentamientos desde 2016.

El jefe de la Naciones Unidas "pidió firmemente a las partes cesar inmediatamente los combates, reducir la escalada de tensiones y volver sin demora a las negociaciones", según una declaración del portavoz de la ONU Stéphane Dujarric.

FUENTE: AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Es una buena opción para enlazar Miami con Miami Beach 27.92%
Es una decisión apresurada con varios puntos pendientes 22.29%
Será bien recibido como un medio de transporte sostenible y accesible para residentes y visitantes 30.78%
No debería acometerse. Sería malgastar fondos sin resolver el problema 19.01%
1189 votos

Las Más Leídas