SEÚL.- El líder norcoreano Kim Jong-un supervisó los primeros disparos de prueba de un nuevo sistema lanzacohetes múltiple que podría mejorar su capacidad de alcanzar objetivos en Corea del Sur y bases militares estadounidenses ahí, informó el jueves la prensa de Corea del Norte.

Un reporte de la Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA por sus siglas en inglés), de Corea del Norte, refutó el análisis del ejército surcoreano, de que los lanzamientos del miércoles fueron de dos misiles balísticos de corto alcance.

Te puede interesar

Los lanzamientos desde Wonsan, una localidad de la costa este, fueron la segunda prueba de un arma que Pyongyang lleva a cabo en menos de una semana. Se considera que el objetivo es mantener la presión sobre Washington y Seúl en medio del estancamiento de las negociaciones nucleares. El gobierno norcoreano también ha manifestado su inconformidad por los ensayos militares previstos entre Estados Unidos y Corea del Sur.

Kim manifestó satisfacción por los disparos de prueba y aseguró que el sistema de cohetes de reciente desarrollo causará una "angustia ineludible a las fuerzas que sean un objetivo voluminoso para el arma", según dijo la KCNA.

El reporte no mencionó directamente a Estados Unidos ni a Corea del Sur, pero los expertos dicen que el sistema de cohetes, junto con nuevos misiles de corto rango que el Norte probó la semana pasada, podrían representar una amenaza seria a la defensa surcoreana.

Pyongyang tiene miles de lanzacohetes y piezas de artillería cerca de su frontera con Corea del Sur y esto ha sido una parte central de su estrategia para disuadir cualquier acción militar por parte de sus rivales.

La agencia no facilitó detalles específicos de cuál fue el desempeño de este "sistema de cohetes teledirigidos de lanzamiento múltiple de gran calibre", pero informó que las pruebas confirmaron las características técnicas y la "eficacia de combate" del sistema.

El Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur dijo el miércoles en su evaluación que las armas fueron misiles que se desplazaron unos 250 kilómetros (155 millas) en un apogeo de 30 kilómetros (19 millas).

Las fuerzas armadas surcoreanas dijeron que Corea del Sur y Estados Unidos están de acuerdo en que los lanzamientos del miércoles fueron similares a los de la semana pasada. Kim Joon-rak, del Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur, dijo que se necesita un análisis mayor para identificar los cohetes. Por su parte, funcionarios estadounidenses han minimizado la amenaza de los lanzamientos contra Estados Unidos y sus aliados.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tiene previsto examinar el jueves a puertas cerradas los lanzamientos más recientes a solicitud de Gran Bretaña, Francia y Alemania, dijeron diplomáticos del consejo.

Los analistas afirman que Corea del Norte, con sus pruebas armamentistas consecutivas, está mostrando su disgusto con el ritmo que lleva la diplomacia nuclear con Washington. Pyongyang podría intensificar sus pruebas si las negociaciones no proceden con rapidez en los próximos meses, dijo Srinivasan Sitaraman, experto sobre Corea del Norte en la Universidad Clark en Massachusetts.

Mediante el disparo de armas que amenazan directamente a Corea del Sur pero no al territorio continental de Estados Unidos ni los territorios estadounidenses en el Pacífico, Corea del Norte parece asimismo estar poniendo a prueba qué tanto tolerará Washington su belicosidad sin que las negociaciones nucleares se descarrilen, según otros expertos.

FUENTE: AP/KIM TONG-HYUNG/REDACCIÓN

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que EEUU debe aceptar la migración de Bahamas que busca refugio luego del desastre ocasionado por el huracán Dorian?

Las Más Leídas