miércoles 22  de  mayo 2024
coronavirus

Coronavirus: España alcanza los 849 fallecidos en un día

La pandemia del coronavirus ya suma casi 37.000 muertos en el mundo, 760.000 contagiados en 184 países, 11.000 muertes en Italia y 8.189 en España

MADRID.- Los muertos por coronavirus aumentaron en España el martes, cuando se registraron 849 fallecidos, el balance diario más alto desde el inicio de la epidemia, que se acelera peligrosamente en Estados Unidos, mientras casi la mitad de la población mundial sigue confinada, asustada y ve llegar una recesión sin precedentes.

La enfermedad del coronavirus COVID-19, que suma casi 37.000 muertos en el mundo y unos 760.000 contagiados en 184 países, provocó 11.000 decesos en Italia y 8.189 en España. En Estados Unidos y Francia, los muertos ya superan los 3.000 decesos, un umbral al que también se acerca Irán.

España, que ha instaurado uno de los confinamientos más estrictos de Europa, paralizando todas las actividades económicas no esenciales y prohibiendo hasta los funerales, como ya había hecho Italia, volvió a batir un triste récord de víctimas el martes.

En términos porcentuales, el crecimiento de la mortalidad en España se mantiene, sin embargo su paulatina desaceleración pasando del +12,4 al +11,6% diario, pero el volumen de contagios repunta por primera vez en seis días del +8,1 al +10,8%.

"La tendencia general se mantiene", dijo la doctora María José Sierra, del centro de emergencias sanitarias de España. Los pacientes recuperados del coronavirus también aumentan de 16.780 a 19.259, según las cifras del ministerio de Sanidad.

Los hospitales españoles, sobre todo en Madrid y Cataluña (noreste de España), están desbordados. "Empieza a escasear medicación", por ejemplo medicamentos para sedar, explica a la AFP Nuria Martínez, doctora de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Puerta de Hierro de Madrid.

"Estamos empezando a restringir el acceso" a la UCI. "A los mayores de 80 años no los ingresamos en la UCI", lamentó.

Nueva York Prueba Coronavirus. jpg
Un trabajador médico con ropa de protección hace una prueba de coronavirus COVID-19 a un niño ultraortodoxo dentro de la campaña del gobierno por detener los contagios, en la ciudad ortodoxa de Bnei Brak, un suburbio de Tel Aviv, Israel, el martes 31 de marzo de 2020.

Un trabajador médico con ropa de protección hace una prueba de coronavirus COVID-19 a un niño ultraortodoxo dentro de la campaña del gobierno por detener los contagios, en la ciudad ortodoxa de Bnei Brak, un suburbio de Tel Aviv, Israel, el martes 31 de marzo de 2020.

Un minuto de silencio en Italia

La misma desaceleración porcentual de pacientes contagiados por el coronavirus se observa en Italia, que registra 101.739 casos y comienza a ver una pequeñísima luz al final del túnel, en medio de graves dificultades por la saturación de sus hospitales.

Pese a que el país espera alcanzar el pico de la pandemia por el coronavirus en siete o 10 días según sus autoridades de salud, prolongará el confinamiento de sus 60 millones de habitantes al menos hasta el 12 de abril.

"Las medidas están dando resultados", reconoció Silvio Brusaferro, director del Instituto Superior de Salud (ISS) de Italia, donde este martes se guardó un minuto de silencio en memoria de sus víctimas.

"Hijos que alimentar"

Más de 3.600 millones de personas en todo el mundo, es decir un 46,5% de la población del planeta, están confinadas por el coronavirus, por obligación o por decisión propia, según un recuento de AFP.

La mayoría debe cumplir un régimen de confinamiento obligatorio, como en España, India, Reino Unido, Francia, Italia o muchos Estados de Estados Unidos. Los demás están sometidos a toques de queda, viven en ciudades en cuarentena o son llamados a confinarse, pero sin medidas coercitivas.

No obstante, el confinamiento es difícil de cumplir en numerosos países, en especial en África y América Latina, donde millones de personas viven gracias a una economía sumergida y habitan en lugares superpoblados, a veces con escasas condiciones de higiene.

En América Latina, donde se han registrado 348 muertes y casi 15.000 infectados de coronavirus, varios países anunciaron el prolongamiento de las medidas, en un intento de evitar que la curva de la epidemia se dispare y colapse sus sistemas sanitarios.

Ante el aumento en el número de casos en el país, que alcanzan 1.094 contagios y 28 fallecimientos, México finalmente declaró el lunes una emergencia sanitaria y urgió a sus 120 millones de habitantes a acatar las disposiciones de autoridades para disminuir la velocidad de propagación del COVID-19.

Otro gobierno que se ha resistido a las medidas de confinamiento es Brasil, con 159 muertos y 4579 casos confirmados. En Panamá, el gobierno endureció sus medidas de cuarentena el lunes: para reducir a la mitad el número de personas en la calle, decidió que los hombres y las mujeres solo podían turnarse para abandonar sus hogares en diferentes días de la semana.

Rusia extendió el martes las medidas de confinamiento a docenas de regiones y previó severas sanciones para quien viole estas restricciones.

En India, las autoridades están tratando de detener el éxodo de cientos de miles de obreros que regresan a pie a sus aldeas tras haber perdido sus trabajos por el confinamiento.

"¡No nos importa este virus, tenemos hijos y nietos que alimentar!", decía, indignada, una anciana que hacía cola para obtener asistencia social en un pueblo de Port Elizabeth (Sudáfrica).

FUENTE: Con información de AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar