Embed

TORRELAVEGA.- Cientos de personas asistieron este domingo en Torrelavega, una ciudad ubicda al norte de España, a dar el último adiós a la golfista cántabra Celia Barquín Arozamena, asesinada el pasado 17 de septiembre en Estados Unidos.

Fue un emotivo funeral celebrado en la iglesia de la Virgen Grande de tal localidad que contó con la intervención de varias amigas de la joven deportista y de Carlos, su novio, quien se refirió a ella como "una persona increíble".

"No hay palabras para definir lo guapa y lo buena que era esta mujer", expresó emocionado el chico ante los padres y el hermano de Celia y en presencia de familiares y amigos.

La golfista de 22 años, fue asesinada mientras entrenaba en el campo de la localidad de Ames, en el estado de Iowa, donde cursaba el último año de Ingeniería Civil.

Tras el descubrimiento de su cuerpo sin vida, las autoridades arrestaron a Collin Daniel Richards, también de 22 años, quien habría comentado a un conocido sentir la "necesidad" de "violar y matar a una mujer", según la Policía, y quien se encuentra a disposición judicial bajo fianza de cinco millones de dólares.

funeral1-celia-barquín-españa-efe.jpg
Andres Barquín (cen.), hermano de Celia, junto a sus padres Marcos Barquín (izq.), y Miriam Arozamena (3 izq.), y el novio de la joven golfista, Carlos Negrín (2 izq.), durante el funeral en Torrelavega.
Andres Barquín (cen.), hermano de Celia, junto a sus padres Marcos Barquín (izq.), y Miriam Arozamena (3 izq.), y el novio de la joven golfista, Carlos Negrín (2 izq.), durante el funeral en Torrelavega.

Para sus amigas de España y de EEUU, Celia era una persona llena de simpatía, bondad, valentía y espíritu de lucha. "Conseguía todo lo que se proponía", dijeron, para asegurar que la joven ha dejado una "huella imborrable" en sus vidas.

Junto al féretro con los restos mortales de la golfista, rodeado de coronas y ramos de flores –amarillas la mayoría de ellas–, su novio expresó que "la vida de Celia solo puede ser celebrada con felicidad". Recordó cómo la conoció hace años y cuando se hicieron pareja hace siete meses, "los mejores de mi vida".

Aseguró que estaban "preparados" para una vida juntos. "Sabíamos dónde nos íbamos a casar, el nombre de nuestros hijos, dónde íbamos a vivir", relató emocionado, y encendió en su honor una vela llevada desde Iowa, que también se prendió en la vigilia celebrada en el campus tras el asesinato de Celia.

funeral-celia-barquín-españa-efe.jpg
El hermano de Celia Barquín, Andres Barquin (3d), junto con otros familiares, sostiene el ataud con los restos de la golfista asesinada el pasado 17 de septiembre en el campo de golf de Ames, en el estado de Iowa, EEUU.
El hermano de Celia Barquín, Andres Barquin (3d), junto con otros familiares, sostiene el ataud con los restos de la golfista asesinada el pasado 17 de septiembre en el campo de golf de Ames, en el estado de Iowa, EEUU.

En las cartas que fueron leídas en el templo, abarrotado de gente, las amigas de la joven relataron numerosas anécdotas vividas juntas y distintos recuerdos, y ensalzaron cualidades de la deportista, de la que han dicho "eras nuestro amuleto". "Lucharemos como tú, con uñas y dientes", y "te echaremos de menos", expresaron entre lágrimas.

Tanto amigos como familiares, y gente del mundo del golf, lucieron en sus ropas un lazo amarillo en honor a Celia.

El cuerpo de la deportista llegó el sábado por la tarde en coche fúnebre a la región tras aterrizar por la mañana en Madrid, donde se instaló una capilla ardiente en el tanatorio Rio Cabo de Torrelavega. Tras el funeral, los restos mortales fueron incinerados en una ceremonia privada.

FUENTE: AGENCIAS

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas