ROMA.- El Papa Francisco ha hecho un llamamiento para que se ponga fin "de inmediato" a los continuos ataques a la población civil del distrito oriental de Ghuta, en Siria, que está siendo "martirizada", y para que se facilite el acceso a la ayuda humanitaria y se evacuen a las personas heridas y enfermas.

El Pontífice, ante miles de personas congregadas en la Plaza de San Pedro, con motivo del rezo del Ángelus y la bendición semanal, ha dicho que "todo esto es inhumano" y ha subrayado que en estos días sus pensamientos son para la "amada y atormentada" Siria.

Asimismo, ha pedido a la multitud congregada que se uniera a la oración silenciosa por las víctimas de la guerra en Siria, este segundo domingo de Cuaresma, porque "no se puede luchar contra el mal con otro mal".

Embed

Desde el balcón del Palacio Pontificio, el Papa Francisco ha invitado a los católicos a vivir la Cuaresma como un tiempo "para disfrutar de la familiaridad con Dios" y reanudar así "el camino extenuante de la cruz, que conduce a la resurrección".

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que leyes más estrictas sobre el control de armas evitarían masacres como la de Pittsburgh?

Las Más Leídas