MADRID.- El ministro español de Exteriores, Josep Borrell, pidió hoy detener la escalada de tensión entre Ucrania y Rusia en el estrecho de Kerch, un incidente ante el que cree que toda Europa debe reaccionar de manera conjunta para evitar que se propague y "alcance otros niveles de intensidad muy peligrosos para la zona".

"Los europeos debemos actuar juntos, es absolutamente necesario que nos alineemos con la Alta Representante (de la UE) y que marquemos a Rusia unas exigencias apoyadas por todos", dijo Borrell en rueda de prensa junto al ministro de Exteriores de Alemania, Heiko Maas.

El ministro español solicitó a Rusia que libere a las personas detenidas y permita la libre circulación en el mar de Azov, "dos condiciones inmediatas que la Alta Representante ha adoptado y que nosotros apoyamos".

"Hay que detener la escalada de tensión y evitar que el conflicto se propague y alcance otros niveles de intensidad que serían muy peligrosos para esa zona", añadió Borrell.

Por su parte, el ministro alemán subrayó que la evolución de la situación en la zona es "realmente preocupante", por lo que hizo un llamamiento a todas las partes a mantener una actitud de contención y el derecho a la libre circulación.

Maas explicó que hoy mismo se reúnen en el Ministerio en Berlín los directores políticos de Alemania, Francia, Rusia y Ucrania para tratar esta cuestión y que su país se ha ofrecido como posible mediador para evitar que se convierta "en una crisis grave".

"Es un peligro para la seguridad de Europa, y vamos a seguir abogando por encontrar una solución política que debíamos haber encontrado hacer tiempo", dijo.

La alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, ha pedido a Rusia que restaure la libertad de circulación en el estrecho de Kerch, que separa los mares Negro y Azov, y que libere a los buques apresados.

Se refería así al apresamiento este domingo de tres buques de la Armada ucraniana por parte de los guardacostas rusos en el mar Negro cerca de Crimea, un incidente que ha llevado al presidente ucraniano Petró Poroshenko, a declarar el estado de excepción en todo el país.

Por su parte, el ministro de Exteriores ucraniano, Pavló Klimkin, ha asegurado que "Ucrania buscará un arreglo pacífico al contencioso... aunque, sin lugar a dudas, se reserva el derecho a la autodefensa, en virtud del artículo 51 de la Carta de la ONU".

Por su parte, la OTAN consideró hoy que el uso de la fuerza militar por parte de Rusia contra buques ucranianos en el estrecho de Kerch "no está justificado", tras recibir detalles de primera mano de las autoridades de Ucrania.

"No hay una justificación para el uso de la fuerza militar contra barcos y personal naval ucranianos", indicó el secretario general aliado, Jens Stoltenberg, al término de una reunión extraordinaria de la Comisión OTAN-Ucrania, a la que asistieron los embajadores de los 29 países de a Alianza y su homólogo ucraniano.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas