MADRID.- Cepas de Enterobacter, bacterias similares a organismos infecciosos oportunistas descubiertos en hospitales, se han identificado en la Estación Espacial Internacional.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista de acceso abierto BMC Microbiology, las cepas encontradas en el espacio no fueron patógenas para los humanos, pero los investigadores creen que deberían estudiarse por sus posibles implicaciones para la salud en futuras misiones.

Investigadores del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) del Instituto de Tecnología de California investigaron cinco cepas de Enterobacter que se aislaron del inodoro espacial y la plataforma de ejercicios en marzo de 2015 como parte de un esfuerzo más amplio para caracterizar las comunidades bacterianas que viven en las superficies dentro de la estación espacial.

Para identificar las especies de Enterobacter recolectadas en la ISS y mostrar en detalle la composición genética de las cepas individuales, los investigadores compararon las cepas espaciales con todos los genomas disponibles públicamente de 1.291 cepas de Enterobacter recolectadas en la Tierra.

Kasthuri Venkateswaran, científico investigador principal del Grupo de Biotecnología y Protección Planetaria del Laboratorio de Propulsión a Chorro y el autor correspondiente del estudio dijo: "Para mostrar qué especies de bacterias estaban presentes en la Estación Espacial, utilizamos varios métodos para caracterizar sus genomas en detalle. Se reveló que los genomas de las cinco cepas espaciales de Enterobacter eran genéticamente más similares a las tres cepas recién encontradas en la Tierra. Estas tres cepas pertenecían a una especie de la bacteria llamada Enterobacter bugandensis, que se ha encontrado que causa enfermedad en los neonatos y pacientes comprometidos, que ingresaron en tres hospitales diferentes (en el este de África, el estado de Washington y Colorado) ".

La comparación de los genomas de las cinco cepas espaciales con las tres cepas clínicas de la Tierra permitió a los autores comprender mejor si las cepas espaciales mostraron características de resistencia antimicrobiana, si tenían perfiles genéticos similares a los encontrados en bacterias conocidas resistentes a múltiples fármacos, e identificar genes relacionados con su capacidad de causar enfermedades (potencial patógeno).

Nitin Singh, primer autor de la publicación, dijo: "Dados los resultados de resistencia a múltiples fármacos para estos genomas espaciales de E. bugandensis y la mayor posibilidad de patogenicidad que hemos identificado, estas especies potencialmente representan importantes consideraciones de salud para futuras misiones. Sin embargo, es importante comprender que las cepas encontradas en la Estación no fueron virulentas, lo que significa que no son una amenaza activa para la salud humana, sino algo que debe ser monitoreado".

Los autores encontraron que los aislamientos en la Estación Espacial tenían patrones de resistencia antimicrobiana similares a las tres cepas clínicas encontradas en la Tierra y que incluían 112 genes involucrados en la virulencia, la enfermedad y la defensa. Si bien las cepas espaciales de E. bugandensis no fueron patógenas para los humanos, los autores predijeron mediante análisis computarizados, un 79% de probabilidad de que potencialmente causen enfermedades. Sin embargo, se deben realizar análisis en organismos vivos para confirmar esto.

Venkateswaran dijo: "Si un patógeno oportunista como E. bugandensis causa o no la enfermedad y cuánta amenaza representa, depende de una variedad de factores, incluidos los ambientales. Se necesitan más estudios in vivo para discernir el impacto que las condiciones en la ISS, como la microgravedad, otros factores relacionados con el espacio y las naves espaciales, pueden tener en la patogenicidad y la virulencia ".

FUENTE: dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el chavismo es responsable del grave daño ecológico que se ha expandido desde el Arco Minero a gran parte de la región?

Las Más Leídas