miércoles 10  de  abril 2024
Atentado en Barcelona

Hallan cinturón explosivo en la base de la célula yihadista de España

En la casa de Alcanar se encontró también gran cantidad de bombonas de butano (botellas de gas), así como productos como acetona, agua oxigenada, bicarbonato, gran cantidad de clavos para ser usados como metralla y pulsadores para iniciar las explosiones, según consta en el auto que el martes envió a prisión provisional sin fianza a dos de los cuatro detenidos por su presunta implicación por los hechos

BARCELONA.- La Policía encontró un cinturón explosivo en el centro de operaciones de la célula yihadista a la que se atribuyen los atentados cometidos la semana pasada en España, en los que murieron 15 personas y más de 130 resultaron heridas.

Según informaron este miércoles varios medios españoles, entre ellos la agencia Europa Press, el cinturón explosivo fue hallado en el sótano de la vivienda de la localidad catalana de Alcanar en la que los presuntos terroristas preparaban un ataque aún mayor de los perpetrados.

El miércoles, un día antes de los atentados, una explosión ocurrida mientras manipulaban explosivos truncó posiblemente sus planes. Eso hizo que los presuntos miembros de la célula trazaran un plan B y alquilaran furgonetas para cometer atropellos masivos como el del jueves en Barcelona, concluyó el juez instructor del caso.

En esa explosión falleció el presunto "cerebro" de la célula yihadista, el imán Abdelbaki Es Satty, y otro integrante del grupo.

En la casa de Alcanar se encontró también gran cantidad de bombonas de butano (botellas de gas), así como productos como acetona, agua oxigenada, bicarbonato, gran cantidad de clavos para ser usados como metralla y pulsadores para iniciar las explosiones, según consta en el auto que el martes envió a prisión provisional sin fianza a dos de los cuatro detenidos por su presunta implicación por los hechos.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu consideró que en la vivienda "se estaban confeccionando artefactos explosivos con la finalidad de cometer una acción terrorista de gran envergadura", una hipótesis de los investigadores que confirmó el martes uno de los detenidos en su declaración ante el magistrado.

El juez sostuvo, además, que hay indicios de que estaban intentando fabricar peróxido de acetona -un explosivo conocido como "la madre de Satán"-, utilizado por el Estado Islámico (EI) en otros atentados.

Los presuntos terroristas compraron un hacha y cuatro cuchillos cuatro horas antes del atentado de Cambrils, cometido en la madrugada del viernes, poco después del atropello masivo de Barcelona.

En la vivienda aparecieron también otros documentos, billetes de avión y un libro con una "breve carta a los Soldados del Estado Islámico en la tierra del Ándalus" con el nombre del imán Es Satty.

La Policía considera desarticulada la célula a la que se atribuyen los atentados, aunque la investigación sigue abierta y se centra ahora en sus posibles vínculos internacionales.

De los 12 presuntos integrantes, seis fueron abatidos por la Policía (uno de ellos el presunto conductor de la furgoneta que mató a 13 personas en el atropello masivo en el centro de Barcelona), dos murieron en la casa de Alcanar y cuatro fueron detenidos.

El juez mandó el martes a prisión de forma provisional, comunicada y sin fianza a dos de ellos. Otro quedó en libertad provisional y el cuarto está detenido a la espera de que el juzgado tome una decisión al respecto a raíz de los resultados de unas pesquisas en curso.

FUENTE: dpa

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar