GINEBRA.- El hombre que este lunes atacó e hirió a cinco personas con una motosierra está aún en paradero desconocido, pero la Policía ha levantado el cerco al centro histórico de la localidad de Schaffhausen, donde sucedieron los hechos, y que estuvo acordonado durante varias horas.

Según explicó en rueda de prensa Peter Sticher, fiscal encargado de la investigación del caso, el agresor es una persona conocida por las fuerzas de seguridad por posesión ilegal de armas.

Sticher calificó al agresor, de 51 años de edad, como alguien "peligroso" y recordó que seguramente no solo disponga de la motosierra con la que agredió a sus víctimas, sino también de otras armas, al tiempo que lo definió como un "marginal" que pasaba la mayor parte de su tiempo en el bosque.

Por ahora, se encuentra en paradero desconocido y está siendo buscado intensamente tanto por la Policía cantonal (estatal) de Schaffhausen, como las de los cantones vecinos de Zurich y Thurgovie.

Además, los agentes suizos cuentan con la ayuda de la Policía alemana, dado que Schaffhausen se encuentra en la frontera suizo-germana.

Aparentemente, el hombre tenía como objetivo agredir a los empleados del seguro médico privado CSS, y lo logró con dos de ellos, que resultaron gravemente heridos. Otras tres personas fueron, asimismo, agredidas antes o después del ataque a las oficinas de CSS.

Tras la agresión, el hombre huyó con un vehículo que después abandonó.

La Policía suiza descartó a mediodía que la agresión fuera un ataque terrorista.

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario