MIAMI.- Miles de cubanos, venezolanos y otros orígenes aguardan por obtener la nacionalidad española de sus abuelos o padres tras años de espera y el Gobierno español propone una segunda ampliación, que aún no ha sido discutida por el poder legislativo de la nación ibérica.

“El Gobierno español, presidido por el PSOE (Partido Socialista Obrero Español), presenta un proyecto de ley que llaman Ley de Memoria Democrática que, entre las muchas cosas que incluye, menciona cómo los nietos e hijos que no pudieron acogerse a la ley anterior Memoria Histórica, que concluyó en diciembre de 2011, pudieran optar por la nacionalidad española”, anunció el abogado Ariel Fraga, del bufete Fraga Abogados, afincado en Barcelona, España, durante un seminario en Miami.

Te puede interesar

No obstante, el abogado aclaró que la propuesta de ley, tal como se presenta ahora, es “restrictiva” y requerirá al solicitante “probar, por medio de documentos requeridos, que cumple con las pautas”.

La propuesta es presentada al Congreso español y actualmente cumple el proceso de análisis y enmiendas, que podría tomar meses antes de ser sometida a votación.

“Debemos entender que una propuesta de ley requiere negociar, sobre todo cuando el gobierno que la propone no tiene mayoría en el Congreso”, explicó el letrado, que atiende los casos de decenas de cubanos, venezolanos y otros orígenes que siguen sin obtener la nacionalidad de sus abuelos o padres tras años de espera.

En otras palabras, cada agrupación política podría proponer enmiendas o simplemente oponerse.

Una vez que la comisión de enmiendas concluya su función, la propuesta sería sometida a los diputados para otra ronda de discusiones y eventual votación, tanto en la cámara baja como en el Senado del Congreso español.

El abogado Fraga recordó que los asuntos jurídicos son muy complejos y que la ley de nacionalidad tiene varias opciones y apéndices, según el caso.

Proyecto de ley

El letrado explicó los pormenores y posibilidades que dicta la actual propuesta de ley.

“El proyecto de ley prevé tres grupos de beneficiarios, con requisitos a cumplir”, aclaró.

1- Los nacidos fuera de España de padre o madre, abuelo o abuela, que originariamente hubieran sido españoles, y que, como consecuencia de haber sufrido exilio por razones políticas, ideológicas o de creencia, hubieran perdido o renunciado a la nacionalidad española.

“¿Qué es ser originariamente español?”, preguntó. “Eso significa que, cuando el solicitante nació era al menos hijo, hija, nieto o nieta de un español, aunque haya nacido fuera del territorio español”, explicó.

En este caso será necesario probar la descendencia y la condición de nacionalidad con la documentación requerida por anunciar.

Si el español perdió la nacionalidad española por consecuencias del exilio, por razones políticas, ideológicas o de creencia, será necesario demostrarlo.

2- Los hijos e hijas nacidos en el exterior de mujeres españolas que perdieron su nacionalidad por casarse con extranjeros antes de la entrada en vigor de la Constitución de 1978.

Vale recordar que la antigua ley dictaba que la mujer española perdía la nacionalidad si se casaba con un extranjero. Eso fue invalidado en 1975.

3- Los hijos e hijas mayores de edad de aquellos españoles a quienes les fue reconocida su nacionalidad de origen, en virtud del derecho de opción.

“Solo los hijos e hijas mayores de edad, o sea a partir de 18 años como dicta la Ley española”, aclaró el abogado Fraga.

Es decir, hijos de padres o madres que se hicieron españoles de origen por la pasada Ley de Nietos y que no pudieron ejercer su derecho a pedir la nacionalidad española porque ya eran mayores de 18 años cuando sus padres se hicieron españoles.

Pendientes

Entretanto, hay solicitudes pendientes de la pasada Ley de Memoria Histórica, que concluyó en diciembre de 2011.

Incluso hay casos que fueron denegados, que por falta de información o acceso a un abogado los interesados no han apelado.

El abogado Fraga habilitó la cuenta en WhatsApp 011 34 600 55 56 72 a la que puede escribir un mensaje de texto sin cargo.

Para apelar una denegación “hay que hacer un primer recurso de apelación que realmente no tiene mucho recorrido porque se hace ante el Ministerio de Justicia (en España) y éste, en la mayoría de los casos, ratifica la denegación”.

Y subrayó: “Es por ello por lo que yo vengo comunicando en las charlas, conferencias y entrevistas que no se esperen a la respuesta del Ministerio de Justicia y vayan a los juzgados a buscar el amparo de un juez” por medio de un abogado.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.95%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.66%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.4%
17296 votos

Las Más Leídas