jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

MIAMI.- Hace apenas unos días nos preguntábamos qué esperar del célebre club de economías G7 y la reunión entre Joe Biden y Vladimir Putin, además de otros encuentros programados que matizarían el primer viaje del presidente estadounidense al exterior.

Te puede interesar

El mayor logro del célebre club de grandes economías en Inglaterra parece haber sido la donación de 1.000 millones de vacunas a países menos favorecidos, lo que significaría inmunizar a una buena parte de la población mundial necesitada.

El otro logro, si finalmente se confirma, es haber sentado las bases para unir a los aliados a adoptar una estrategia común para frenar a China, que es el competidor emergente económico que no solo afecta a Estados Unidos, sino que comienza a ganar espacio en Europa.

Biden propuso que su gobierno “abre la línea de política exterior estadounidense a la cooperación y la amistad internacional”, lo que no gustó a sus adversarios en el Congreso, que consideran al Presidente “demasiado diplomático” de cara a los líderes europeos.

Biden-Putin

A pesar de la poca información que salta a la palestra sobre la muy esperada reunión entre Biden y Putin en Suiza, la clase política oficial en Moscú se muestra “satisfecha” con el primer encuentro cara a cara de los presidentes de Rusia y Estados Unidos. Y valoran “positivamente que se dé impulso a los contactos y negociaciones” entre ambos países en un momento en el que las relaciones habían caído a su punto más bajo desde la Guerra Fría.

La Casa Banca informó que, aunque no esperaban “grandes resultados”, les “satisface” decir que el encuentro fue “cordial y productivo”.

Entre los puntos a tratar, durante las casi tres horas de conversación, figuraron los ataques cibernéticos desde territorio ruso, los derechos humanos en Rusia y la ocupación de Crimea.

Los únicos dos acuerdos que trascendieron son: devolver a sus respectivos embajadores a sus puestos e iniciar negociaciones para reemplazar su último tratado vigente de limitación de armas nucleares.

De hecho, Biden aseguró que ambos habrían acordado realizar otro encuentro “en tres o seis meses”, si no logran avanzar en la agenda bilateral que establecida.

Por otra parte, Putin calificó el encuentro de “constructivo” devolver a sus respectivos embajadores a sus puestos e iniciar negociaciones para reemplazar su último tratado vigente de limitación de armas nucleares.

Putin dijo aseguró que “no (hubo) hostilidad” durante las conversaciones, algo que Biden repitió y calificó como un encuentro “entre dos grandes potencias” y aseveró que “siempre es mejor reunirse cara a cara”.

El encuentro, que tuvo lugar en un salón forrado de libros en el palacete La Grange, en las afueras de Ginebra, tuvo un inicio aparentemente algo incómodo, cuando ambos líderes hablaban a la prensa sin mirarse entre ellos.

En cierto momento, Biden pareció asentir con la cabeza cuando un reportero le preguntó si cree que se puede confiar en Putin. La Casa Blanca luego envió en tuit insistiendo en que Biden “muy claramente no estaba respondiendo a una pregunta específica, sino asintiendo con la cabeza para reconocer a la prensa”.

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.91%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.57%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.52%
43134 votos

Las Más Leídas