Este año, coinciden dos importantes celebraciones religiosas y culturales: la Pascua cristiana y la Pascua hebrea. ¿A qué se debe esta curiosa unión?

Según la página Aciprensa, dedicada a temas católicos, "en estos días en que conmemoramos la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, no son pocos los fieles los que se preguntan por cuáles son las coincidencias y diferencias entre la fiesta que celebramos los católicos con la que celebran los judíos, nuestros hermanos mayores en la fe, como los llamaba San Juan Pablo II".

Te puede interesar

Dos celebraciones, distintas culturas

Cada año, la Semana Santa tiene lugar después de la Cuaresma, es decir, 40 días antes del Domingo de Ramos, cuando se recuerda la entrada de Jesús en Jerusalén. Este año, el Domingo de Pascua, el 4 de abril, cae en la misma fecha que la Pascua hebrea, que ha comenzado con la puesta del sol del sábado 27 de marzo y termina en el anochecer del domingo 4 de abril.

Por su parte, la Pascua hebrea, que se conoce como Pésaj, conmemora la liberación del pueblo hebreo ante la situación de esclavitud en Egipto. Es reconocida como la celebración más antigua del mundo occidental, con más de 3000 años. Dura ocho días, de ahí que pueda coincidir con la Semana Santa.

"Un primer dato importante a tener en cuenta es que existe una continuidad histórica y religiosa entre la Pascua judía y la cristiana, ya que Cristo murió el primer día de la fiesta judía que celebra la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto, obrada por acción de Dios", destaca Aciprensa.

Las dos celebraciones son calculadas según el calendario lunar, y solían coincidir desde los tiempos de la Última Cena de Jesucristo hasta el año 325, cuando tuvo lugar el Concilio de Nicea. Sin embargo, afirma Aciprensa, "es muy difícil pasar una fiesta antigua del calendario judío (lunar) al nuestro (solar). El calendario judío es lunar (tiene 354 días y se basa en las fases de la luna) mientras que el nuestro es solar".

Aunque las fechas cambian todos los años, se suele calcular por el hecho de que Jesús murió el día 14 de Nisán (mes del calendario hebreo, entre marzo y abril), en el año 33, y en esa fecha justamente comienza la Pascua Judía o Hebrea. Como refiere Aciprensa, "Cristo es inmolado el mismo día de la Pascua Judía, en que se inmolaban a los corderos en el templo. Jesús es el Cordero Pascual que nos libera del pecado. Por eso nuestra Pascua, como la judía, recuerda el paso de Israel por el Mar Rojo, el Cordero Pascual, la columna de fuego que guiaba a Israel, etc., pero ahora con un significado más pleno".

El papa San Víctor I decidió, en el año 194, que la Pascua cristiana (que puede ocurrir entre el 22 de marzo y el 25 de abril) sería en el domingo posterior a la Pascua hebrea.

"Originalmente la pascua (pésaj) en el antiguo Israel era una fiesta agrícola (o pastoril) que ya existía en época cananea, celebrada el día 14 del primer mes del año (‘Abib antes del destierro babilónico y Nisán después del destierro) y que pone fin al tiempo del desierto al comer los frutos de la tierra y ya no el maná bajado del cielo. Así lo narra el libro de Josué (Jos 5,10-11)", describe el académico Pablo Uribe Ulloa, de la Universidad Católica de la Santísima Concepción. Después se comenzó a vincular esta fiesta "con la cena del cordero y con la comida de los panes ázimos".

Como refiere la página del Instituto Secular Alianza en Jesús por María, la palabra Pascua significa paso. "En el caso de los judíos representa el cruce del Mar Rojo, es decir el PASO de la esclavitud hacia la libertad. Para los católicos se conmemora la Resurrección de Cristo, es decir, el paso de la muerte hacia la vida eterna. Incluso para los ateos significa la Supremacía del Espíritu por sobre la Materia", se indica.

Por eso, agrega, en las Pascuas es importante dar pasos hacia algo mejor.

De la resignación a la acción.

De la indiferencia a la solidaridad.

De la queja a la búsqueda de soluciones.

De la desconfianza al abrazo sincero.

Del miedo al coraje de volver a apostar todo por amor.

De recoger sin vergüenza los trozos de sueños rotos y volver a empezar.

De la autosuficiencia al compartir el fracaso y los éxitos.

De hacer las paces con nuestro pasado para que no arruine nuestro presente.

Y de saber que de nada sirve ser luz, si no podemos iluminar el camino de alguien.

Fechas de la Semana Santa

La Semana Santa este año, que comenzó el domingo 28 de marzo con el Domingo de Ramos, continúa de esta forma:

29 de marzo: Lunes Santo

30 de marzo: Martes Santo

31 de marzo: Miércoles Santo

1 de abril: Jueves Santo

2 de abril: Viernes Santo

3 de abril: Sábado Santo / Sábado de Gloria

4 de abril: Domingo de Resurrección / Domingo de Pascua

5 de abril: Lunes de Pascua

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 41.92%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.29%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.79%
65209 votos

Las Más Leídas