MIAMI.- Llega ese día del año en que los muertos salen de las tumbas, reinan los embrujos y los disfraces se apoderan de las calles. Unos volverán a rebuscar eufóricos qué ponerse por las tiendas de disfraces, mientras que otros se recluirán en sus casas.

Para muchos, esta fiesta es un producto más de Estados Unidos, pero otros no se cansan de celebrarla. ¿Cómo surgió en realidad esta costumbre? Muchos creen que Halloween viene de Estados Unidos pero no es cierto.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Trick Or Treat?? #halloween

Una publicación compartida por ᗩᑎᗪᖇEᗩ Eᔕᑭᗩᗪᗩ (@andreaespadatv) el

1. ¿Cómo surgió la celebración?

La celebración de Halloween es una mezcla de la fiesta cristiana del Día de Todos los Muertos y la fiesta celta pagana Samhain, de más de 2000 años de antigüedad, que marcaba el inicio del invierno para los irlandeses. El nombre de Samhain, el señor de la muerte, significa "fin del verano".

"Halloween era una de las cuatro fiestas celtas más importantes", explica Michelle Dunne, historiadora en la Universidad Ciudad de Dublín, que también investiga sobre el folklore irlandés. "Samhain", como se llama en irlandés, se remonta a hace más de 2.000 años y marcaba el comienzo del invierno el 1 de noviembre.

Entonces se creía que la víspera de la fiesta los espíritus vagaban por la tierra porque la frontera hacia el reino de los muertos se difuminaba esa noche. "Antes de irse a la cama, se encendía un fuego en la cocina y se preparaba comida para los antepasados por si regresaban", cuenta Dunne. Por eso, Halloween se sigue celebrando el 31 de octubre.

La palabra viene de la contracción del inglés All Hallows' Eve, que en español significa 'víspera de todos los santos".

2. ¿Cómo llegó a Estados Unidos?

Durante la Gran Hambruna Irlandesa (entre 1845 y 1849), los inmigrantes de Irlanda trajeron a Estados Unidos sus versiones de esta fiesta.

3. ¿Por qué nos disfrazamos en la noche del 31 de octubre?

Los celtas asociaban el fin del verano a una mayor cercanía con el otro mundo. Es por eso que se vestían como espíritus malignos como una manera de vencerlos con su misma apariencia. Además, evocaban a sus antepasados muertos.

En la actualidad, las personas se disfrazan con el vestuario que desean, aunque muchos mantienen la tradición y se visten como seres del otro mundo y espíritus malignos.

Y las mascotas no se quedan fuera. Los pequeños consentidos de casa también llevan ingeniosos disfraces.

mascotas halloween.jpg
Mascotas disfrazadas para la celebración de Halloween.
Mascotas disfrazadas para la celebración de Halloween.

4. Truco o trato

En inglés trick-or-treat, responde a una leyenda popular celta inspirada en un espíritu que vagaba por distintos pueblos y llamaba a las puertas de las casas para ofrecer un truco (o susto) o un trato. Si no pactaban con el espíritu, este podía maldecir a la familia de esa casa.

5. Calabazas, muchas calabazas

Los irlandeses popularizaron el uso de la calabaza hueca con una vela dentro, que hacía alusión a la leyenda de Jack O’Lantern, un deicnuente rechazado en el cielo y expulsado del infierno, que vaga por la Tierra, con ayuda de una lámpara hecha con calabaza.

FUENTE: Redacción/dpa

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que leyes más estrictas sobre el control de armas evitarían masacres como la de Pittsburgh?

Las Más Leídas