jueves 26  de  enero 2023
GUERRA

Putin busca utilizar "el invierno como arma de guerra en Ucrania

Rusia inició en octubre una campaña de ataques masivos con misiles contra infraestructuras energéticas en toda Ucrania

El presidente ruso Vladimir Putin quiere "usar el invierno como arma de guerra" en su campaña en Ucrania, afirmó este martes el jefe de la OTAN Jens Stoltenberg en Bucarest antes de un encuentro de ministros de Relaciones Exteriores de la Alianza Atlántica.

"Tenemos que estar preparados para más refugiados cruzando al resto de Europa", como resultado de "los ataques deliberados" de Rusia "contra servicios críticos, calefacción, luz agua y gas" en Ucrania, afirmó Stoltenberg.

Estados Unidos deberá anunciar el martes una asistencia financiera "sustancial" para ayudar a Ucrania a enfrentar los daños causados por Rusia a su infraestructura energética, durante la reunión de la OTAN en Rumania, informaron el lunes autoridades estadounidenses.

Rusia inició en octubre una campaña de ataques masivos con misiles contra infraestructuras energéticas en toda Ucrania. Según el gobierno de Kiev, entre 25% y 30% de esas infraestructuras han sido dañadas.

Entretanto, Ucrania anunció el martes que había recibido sistemas de lanzacohetes franceses para reforzar su arsenal militar frente a Rusia, tras nueve meses de invasión.

"¡Han llegado a Ucrania los LRU de Francia! El ejército ucraniano todavía es más fuerte", tuiteó el ministro ucraniano de Defensa, Oleksiy Reznikov.

Los LRU (lanzacohetes unitarios) franceses son el cuarto tipo de sistema de lanzacohetes (MLRS) --después de los HIMARS, los M270 y los MARS II-- que fueron enviados a Ucrania para combatir las fuerzas rusas.

Los LRU tienen un alcance de "unos 70 km" y pueden impactar contra su objetivo con una precisión "a menos de un metro", según la descripción del ministerio francés de Defensa.

Estos últimos meses, las fuerzas ucranianas han utilizado varios tipos de lanzacohetes extranjeros, entre ellos los HIMARS estadounidenses, para atacar sobre todo las líneas de suministro ruso en la retaguardia.

Tras recuperar territorios en el nordeste, en la región de Járkov, y en el sur, alrededor de Jersón, Kiev sigue pidiendo a sus aliados occidentales armas de alta precisión.

Aunque el ministro ucraniano no precisó cuántos lanzacohetes habían llegado, hace dos semanas, su homólogo francés, Sebastien Lecornu, había anunciado que se iban a entregar dos LRU, según dijo en un entrevista con Le Journal du Dimanche.

FUENTE: AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar