En el discurso anual sobre el estado de la nación, que la televisión rusa calificó de histórico, por su contenido y forma, el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, presentó sus nuevas armas nucleares con las que quiere constatar el fortalecimiento del poderío militar alcanzado por su país.

Ante una audiencia conformada por altos cargos y legisladores, el mandatario señaló que los países occidentales nunca “nos han visto como socios y por eso desplegaron sus armas amenazadoramente cerca de nuestras fronteras”.

Esta fue la primera vez que el presidente ruso hace el discurso del estado de la nación fuera del Kremlin, fue televisado por las cadenas estatales y su puesta en escena tuvo toda la intención de mostrar la grandeza del poder y la personalidad del mandatario, a dos semanas antes de las elecciones presidenciales de Rusia del próximo 18 de marzo. Putin, la única figura en el estrado, tuvo a sus espaldas a unas gigantescas pantallas que mostraban en imágenes los logros de la industria armamentista rusa en la medida que él discurseaba.

“Les pedimos que nos escucharan, y nadie nos escuchó, les pedimos que no rompieran el balance estratégico, y lo rompieron. Pues, ahora escuchen”, y a sus espaldas comenzaron a salir los nuevos misiles atómicos, el dron submarino nuclear y el misil supersónico Kinzhal (puñal).

“Estas armas, que aquí presentamos, no son para amenazar a nadie. Eso sí, los potenciales agresores de Rusia deberían estar temblando”, expresó Putin con toda la frialdad que le caracteriza.

El jefe del Kremlin advirtió que con este armamento su país aventaja a sus adversarios. Explicó y mostró -en el video que corría mientras se dirigía a la audiencia- las capacidades del nuevo cohete Sarmat, que con un peso de 200 toneladas,” puede alcanzar a través de los polos norte y sur cualquier objetivo en cualquier parte del mundo. Tiene la capacidad de evadir los escudos antimisiles desplegados en cualquier lugar de la tierra, convirtiéndolos en material inservible”.

“Hasta el día de hoy no existe ningún en el mundo arma igual ni tecnología para contrarrestarlas”, expresó orgulloso Putin.

Se refirió al dron submarino nuclear intercontinental como un arma indetectable. Y señaló entre las cualidades del Status 6, así se llama el dron, su capacidad de “navegar por las profundidades marinas, sin apenas hacer ruidos. Tiene un reactor nuclear 100 veces más pequeño que aquellos que propulsan a los submarinos nucleares modernos, y destacó “cuando digo que pude navegar por aguas profundas, les aseguro que son muy profundas. Viaja a una velocidad cinco veces superior que los torpedos más rápidos usados hoy día”, puntualizó. Entre las posibilidades de este dron lo que lo hace tremendamente ofensivo es que transportar armas nucleares y detonarlas contra instalaciones costeras o grupos de portaviones situados a cualquier distancia.

Putin quiso lucir magnánimo con occidente cuando expresó: “por qué mostrar o insinuar nuestras fuerzas, cuando la mejor opción siempre será conversar”.

Por su parte el ministro de defensa de Rusia, Serguei Shoigú, evaluó el discurso de importante “no solo para nosotros los rusos, sino para todo el mundo. Se ha creado el más moderno armamento nuclear que nos anticipa unos 10 años a todas las armas existentes en la actualidad. Esta tecnología deja obsoleta a todos los sistemas de armas desplegados por la OTAN en Polonia, Rumanía, en Alaska, Corea del Sur y Japón, enfatizó el ministro.

El presidente de la Duma estatal de la Federación Rusa Vyacheslav Volodin, al evaluar del discurso dijo: Putin subrayó que todo lo que se ha hecho para elevar la capacidad defensiva rusa es la respuesta al incumplimiento de los acuerdos por parte de Estados Unidos”.

Asimismo, Serguei Neverov, vicepresidente de la Duma, puntualizó, Putin ha dicho claramente al pueblo ruso: duerman tranquilos, tenemos el armamento capaz de defender a nuestra nación. Y advirtió que la respuesta a cualquier amenaza será demoledora.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas