miércoles 3  de  julio 2024
MUNDO

Rusia y Corea del Norte firman acuerdo de defensa, implicaciones geopolíticas resuenan

Estados Unidos expresó preocupación ante esta alianza militar, temiendo que pueda fortalecer la capacidad bélica de Rusia en medio del conflicto en Ucrania

Por REDACCIÓN/Diario Las Américas

PYONGYANG.- En un movimiento que captó la atención mundial, Rusia y Corea del Norte firmaron un acuerdo de defensa mutua durante la visita del presidente ruso, Vladimir Putin, a Pyongyang. Este pacto, celebrado con pompa y circunstancia, marca un nuevo hito en las relaciones entre ambos países, mientras que sus implicaciones geopolíticas resuenan en todo el mundo.

Durante la ceremonia oficial de firma, Putin destacó la importancia del tratado, el cual incluye disposiciones para la asistencia mutua en caso de agresión. Esta colaboración militar entre Rusia y Corea del Norte, dos países que ya mantienen lazos históricos desde el final de la Guerra de Corea en 1953, refleja un fortalecimiento estratégico en un momento de intensa presión internacional.

"Hoy, luchamos juntos contra las prácticas hegemónicas y neocolonialistas de Estados Unidos y de sus satélites", declaró Putin tras firmar el documento.

Kim Jong Un, líder norcoreano, recibió a Putin con honores ceremoniales en el aeropuerto de Pyongyang, donde las calles estaban adornadas con banderas de ambos países y retratos gigantes de Putin. En una declaración conjunta, Kim expresó su pleno respaldo a la política exterior de Rusia y su participación en la actual crisis en Ucrania, desafiando las críticas occidentales que acusan a Pyongyang de apoyar militarmente a Moscú.

Las potencias occidentales, en particular Estados Unidos, han expresado preocupaciones ante esta alianza militar, temiendo que pueda fortalecer aún más la capacidad bélica de Rusia en medio del conflicto en Ucrania. Mientras tanto, las declaraciones de apoyo de Kim Jong Un subrayan su compromiso con una cooperación estratégica más profunda con Moscú.

El tratado también marca un punto de inflexión para Corea del Norte, que busca en Rusia un aliado clave en medio de sanciones internacionales que han afectado severamente su economía. Además del aspecto militar, se esperan beneficios económicos y tecnológicos para Pyongyang, que ha buscado diversificar sus relaciones exteriores más allá de su tradicional dependencia de China.

La visita de Putin a Corea del Norte es la primera de un líder ruso en décadas, subrayando la importancia estratégica que Moscú otorga a esta relación bilateral. Putin ha agradecido públicamente el apoyo continuo de Corea del Norte y ha sugerido una revisión de las sanciones internacionales contra el país asiático, lo que podría tener implicaciones significativas en el ámbito geopolítico global.

En ese sentido, Estados Unidos manifestó su preocupación por las consecuencias de esta alianza para la estabilidad en la región, especialmente en relación con Corea del Sur y el conflicto en la península coreana. Mientras tanto, los observadores internacionales vigilan de cerca los próximos movimientos diplomáticos y militares entre Rusia y Corea del Norte, en un contexto de creciente incertidumbre global.

La firma del acuerdo de defensa refleja no solo una alianza estratégica sino también un desafío directo a la hegemonía occidental, consolidando un eje Moscú-Pyongyang que podría reconfigurar el equilibrio de poderes en Eurasia y más allá.

FUENTE: Con información de AFP

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar