GINEBRA.- El titular de Exteriores del Gobierno Talibán, Amir Jan Muttaqi, se reunió con el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Filippo Grandi, para abordar la situación humanitaria en el país, tras la huida de miles de afganos desde la retirada de las tropas de EEUU y la llegada al poder del grupo terrorista.

Mientras que el grupo defiende que quiere unas relaciones "positivas" con todos los países, la comunidad Internacional pide el respeto de los derechos humanos a la población afgana por parte del Talibán, ala más extremista del islam.

Te puede interesar

Muttaqi y Grandi abordaron en particular, de "la cuestión de los refugiados en el extranjero y los afganos desplazados internos", según informó uno de los portavoces talibán, Mohamad Naim.

Desde el autodenominado grupo "Emirato Islámico de Afganistán" el grupo extremista aseguró al jefe de ACNUR que su voluntad es "que los refugiados afganos regresen a su país", por lo que están dispuestos "a cualquier tipo de cooperación en este sentido", ya que pretenden que puedan regresar "antes del inicio del invierno".

No obstante, desde la llegada al poder del Talibán, se han denunciado violaciones a los derechos humanos, especialmente a mujeres.

Para esto han pedido ayuda a Naciones Unidas, así como a la comunidad internacional, a quien han instado a "crear un entorno en el que no más afganos huyan de Afganistán" y en el que se aliente a los refugiados a "que regresen a su tierra natal".

Naim también ha informado del encuentro entre Muttaqi y el embajador de Pakistán en Kabul, Mansur Ahmad Jan, para abordar la situación de los refugiados y el paso fronterizo entre ambos países, así como con el embajador de China, Wang Yu, quien ha asegurado que Pekín "continuará su cooperación y relaciones humanitarias, económicas y políticas con Afganistán".

A su vez, Muttaqi ofreció rueda de prensa en la que ha indicado que el grupo talibán están trabajando con los países que habían prometido ayuda humanitaria a Afganistán, mientras que ha solicitado ayuda al Banco de Desarrollo Asiático, al Banco de Desarrollo Islámico y otros donantes para que proporcionen ayuda al desarrollo para el país centroasiático y retomen la financiación de los proyectos que todavía no están acabados.

"Queremos tener buenas relaciones bilaterales con todos los países, pero les pedimos que no presionen a Afganistán, porque la presión no funciona", ha advertido el responsable de la cartera de Exteriores, informa la cadena de televisión Tolo News.

Milicianos del Talibán torturaron y mataron a miembros de una minoría étnica en Afganistán después de ocupar su aldea, informó Amnistía Internacional recientemente lo que alimentó los temores de que vuelvan a imponer un régimen brutal, a pesar de su exhortación a los imanes a que impulsaran un mensaje de unidad en las oraciones del viernes.

Durante el mes de agosto, el grupo extremista tomó el poder de Kabul, tras el anuncio de la retirada de las tropas estadounidenses de la principal ciudad de Afganistán. Lo que generó caos y terror en la población, generando una estampida de ciudadanos que hoy son refugiados en distintos países del mundo.

Estados Unidos completó su retirada de Afganistán el pasado 30 de agosto, cerrando un capítulo de la historia militar que probablemente será recordado por los colosales fracasos y una frenética salida final que costó la vida a más de 180 afganos y a 13 militares estadounidenses, algunos de ellos apenas mayores que la guerra.

Al anunciar la finalización de la evacuación y del esfuerzo bélico, el general Frank McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos, dijo que los últimos aviones despegaron del aeropuerto de Kabul a las 15:29, hora de Washington, o un minuto antes de la medianoche en Kabul.

El aeropuerto se había convertido en una isla controlada por Estados Unidos, un último bastión en una guerra de 20 años que cobró la vida de más de 2.400 estadounidenses.

La retirada definitiva cumplió con la promesa de Biden de poner fin a una guerra que comenzó en respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001, en los que murieron casi 3.000 personas en Nueva York, Washington y la zona rural de Pensilvania

FUENTE: Con información de Europa Press, AP y AFP

Aparecen en esta nota:

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿Debería el gobernador DeSantis emitir medidas sanitarias de carácter obligatorio para todo el estado? 42%
¿Las medidas deberían ser potestad de los gobiernos locales según se requieran? 30.38%
¿Las medidas sanitarias deben ser decisión individual de cada persona? 27.62%
52946 votos

Las Más Leídas