WASHINGTON.- El Gobierno de Donald Trump eximió este lunes de sanciones a tres centrales nucleares iraníes para que puedan seguir operando como hasta ahora, pero avisó de que estarán bajo "el más estricto escrutinio" con el fin de evitar el desarrollo de una bomba nuclear, informó el Departamento de Estado.

Las plantas que se benefician de esa medida son las de Arak (centro de Irán), Bushehr (sur) y Fordow, cerca de la ciudad de Qom y que fue construida bajo tierra para protegerse de cualquier ataque militar.

En un comunicado, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, explicó que la medida es "interina" y, únicamente, permite la continuación de los proyectos de no proliferación en Arak, Bushehr y Fordow "bajo el más estricto escrutinio para garantizar la transparencia" de Irán.

Como resultado de esta medida, según Nauert, continuará la supervisión internacional sobre las instalaciones nucleares de Irán.

Nauert consideró que las inspecciones mejoran la capacidad de EEUU para "restringir" el programa nuclear iraní y seguir presionando a Teherán para forzarle a negociar un pacto que no se limite al programa nuclear y englobe su respaldo a grupos como la organización chií libanesa Hizbulá.

A las 00:01 hora local de este lunes el Ejecutivo de Trump volvió a imponer sobre Irán las sanciones que había levantado tras la firma del acuerdo nuclear suscrito en julio de 2015 por la República Islámica y el G5+1, entonces integrado por Rusia, China, el Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos.

Trump se retiró del acuerdo en mayo y anunció la reanudación de sanciones.

Ese pacto fijaba restricciones en la posesión de uranio enriquecido, así como cambios en el diseño de algunas plantas nucleares, incluido el rediseño del reactor de investigación de Arak para reducir la producción potencial de plutonio, otro material susceptible de alimentar armas atómicas.

Hasta ahora, los inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) han corroborado que Irán sigue cumpliendo con todas las limitaciones impuestas a su programa nuclear.

Las sanciones que volvió a imponer hoy el Gobierno afectan la venta de petróleo iraní, las transacciones financieras con su Banco Central y el sector portuario del país, aunque contempla exenciones para ocho países (China, India, Italia, Grecia, Japón, Corea del Sur, Taiwán y Turquía).

FUENTE: EFE

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas