jhernandez@diariolasamericas.com
@JesusHdezHquez

MIAMI.- En medio de fuertes especulaciones y desavenencias sobre intercambio comercial y tarifas arancelarias, Estados Unidos, China, Rusia y los socios inevitables de Europa, entre otros, vuelven a protagonizar otra cumbre de líderes del G20, de la que poco se espera para resolver los problemas económicos y compromisos medioambientales.

De Osaka, en Japón, adonde fueron los jefes de Estado o ministros de las 20 economías más destacadas del mundo, llegó la noticia de “una tregua” en la guerra comercial entre Washington y Pekín, a lo que pocas palabras fueron dadas a conocer tras la esperada reunión del presidente estadounidense, Donald Trump, y el gobernante chino, Xi Jinping, según informó la agencia de noticias EFE.

Te puede interesar

En mayo, Trump interrumpió la última tregua con China al subir al 25 % los aranceles a productos chinos por valor de 200.000 millones de dólares, y amenazó con extender los gravámenes al resto de las importaciones de ese país, valoradas en 325.000 millones de dólares.

Esa posibilidad desató la preocupación por el auge que provocaría en el coste de productos muy cotizados por consumidores en los Estados Unidos, como los celulares iPhone o los zapatos Nike.

Arabia Saudí

Según reportan desde Osaka varios medios de prensa, pocos han sido los que se han dispuesto a retratarse con el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, luego de que la ONU concluyó que existen pruebas suficientes para implicarlo en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, a manos de un grupo de agentes de inteligencia saudí dentro del consulado del país árabe en Estambul.

Rusia

La prensa también recogió cómo Trump bromeó con su homólogo ruso, Vladimir Putin, cuando un reportero le preguntó si plantearía al líder ruso el tema de la interferencia en las elecciones de 2016 en Estados Unidos, que fue finalmente corroborado por la inteligencia estadounidense y el reporte del fiscal especial Robert Mueller.

Trump se rio y con una sonrisa le dijo al presidente ruso que no se metiera en las elecciones de 2020.

“No te inmiscuyas en las elecciones”, dijo Trump a Putin, meneando el dedo índice frente al líder ruso.

Por otra parte, Putin invitó a Trump a visitar Moscú en 2020, para asistir a la celebración del 75to. aniversario de la victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial.

"Hemos invitado al presidente de EEUU a venir (a Moscú) para la celebración del 75 aniversario de la victoria en la Gran Guerra Patria el 9 de mayo del año próximo", señaló el asesor para Asuntos Internacionales del Kremlin, Yuri Ushakov en declaraciones a la cadena de televisión Rossiya 24 después de la reunión que mantuvieron Putin y Trump en el contexto de la cumbre del G20.

Cada año Rusia organiza un desfile militar en la Plaza Roja con motivo de la victoria soviética sobre los nazis, un capítulo de la historia europea que es muy poco reconocido por Occidente.

De acuerdo con el asesor de Putin, el presidente estadounidense "reaccionó de manera muy positiva" a esta invitación, y ambos líderes mantuvieron una conversación sobre "quién, qué país y cuánto se perdió en los años de guerra y quién desempeñó un papel calve".

En este sentido, sostuvo Ushakov, se destacó la contribución del "pueblo soviético a la victoria".

Entretanto, Putin y Trump abordaron en Osaka la estabilidad estratégica, Siria y Ucrania, según dijo a la misma cadena de televisión el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con que las policías de Florida entreguen los indocumentados a las autoridades de inmigración?

Las Más Leídas