miércoles 24  de  julio 2024
OPINIÓN

Acerca de la propuesta Museo Nacional del Latinoamericano

A lo largo de nuestra historia, los latinos han servido a nuestra gran nación en todos los conflictos importantes, incluso desde la guerra revolucionaria
Diario las Américas | ILEANA ROS-LEHTINEN
Por ILEANA ROS-LEHTINEN

Durante más de dos décadas, se ha efectuado una campaña para establecer el Museo Nacional del Latinoamericano como un esfuerzo para preservar y honrar las contribuciones de hispanos a nuestra nación. El año pasado, me enorgullecí de presentar el proyecto de ley H.R. 2911, National Museum of the American Latino Act, para avanzar en la realización de este sueño. Con más de 57 millones de hispanoamericanos, el bloque latino es el grupo étnico más grande de los Estados Unidos y, posiblemente, el más antiguo de la historia estadounidense. Por tanto, es justo reconocer a este diverso grupo de personas y mostrar el aporte de nuestra cultura latina que tanto ha contribuido a nuestra gran nación.

A lo largo de nuestra historia, los latinos han servido a nuestra gran nación en todos los conflictos importantes, incluso desde la guerra revolucionaria. Hoy continúan sirviendo con orgullo en nuestras fuerzas armadas. Sin embargo, la participación del latinoamericano se extiende mucho más allá de lo militar. Son los dueños de pequeños negocios, creadores de empleos, estrellas de televisión, atletas y servidores públicos. La ética de trabajo de los latinos continúa siendo una inspiración para todos los estadounidenses; independientemente de la raza u origen étnico.

Desde su inicio, la historia de Estados Unidos ha sido documentada y relatada durante siglos, y ha sido glorificada a través de nuestra hermosa ciudad capital y el edificio del Capitolio, a través de innumerables libros, documentos y museos como el Instituto Smithsonian. La historia de los Estados Unidos, como todos sabemos, no es pura. Incluye inmigrantes y diferentes culturas. Los capítulos coloniales, nativos americanos y afroamericanos de la historia estadounidense han sido narrados y celebrados, y lo más importante, han sido reconocidos con magníficos museos en el National Mall. A medida que la población latina continúa creciendo y prosperando en nuestra gran nación, es fundamental que sus esfuerzos y participación en la historia se reconozcan a través de un Museo Nacional.

Como la primera mujer hispana elegida al Congreso y orgullosa inmigrante, me siento honrada y privilegiada de defender este fuerte esfuerzo bipartidista. Si me dijeran que una inmigrante de 8 años, que huyó de su tierra natal Cuba, algún día sformaría parte de la gestión para establecer el Museo Nacional del Latinoamericano, diría que "eso es un sueño americano". Pero esto se ha convertido en mi realidad americana. Tengo la más profunda esperanza de que este símbolo hispano de democracia, libertad y oportunidad se una a las filas de contribuciones en la historia de los Estados Unidos y obtenga el lugar que le corresponde en el National Mall de Washington D.C.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar