Perder esos filtros solares magnéticos o con clip para adaptarlos a sus anteojos con corrección puede ser frustrante y costoso. Es posible que no use anteojos de sol en absoluto. Sin embargo, el efecto de los rayos del Sol puede ser nocivo para sus ojos y no protegerlos puede resultar peligroso.

Tal vez sea el momento de invertir en anteojos con prescripción para proteger sus ojos del Sol.

Los anteojos de sol pueden hacerse con casi cualquier prescripción de lentes. Tal vez sueñe con conducir hacia el occidente, durante un atardecer, y ver claramente a distancia sin tener que fruncir el ceño. O tal vez quisiera poder leer un libro en la playa con sus bifocales. Los anteojos de sol pueden adaptarse a sus necesidades visuales y proteger así sus ojos de los nocivos y molestos rayos de Sol.

Elección de lentes

Lo más importante de cualquier par de anteojos de sol —no es la prescripción— es el poder del lente de bloquear los rayos UV. Los rayos ultravioleta (UV) provenientes del Sol contribuyen a una serie de problemas visuales que incluyen cataratas, cáncer y el desarrollo de masas en el ojo. Los anteojos de sol deben ofrecer ciento por ciento de protección UV. No olvide, no importa el color ni lo oscuro que sea el tinte de los lentes de los anteojos (el tinte no tiene nada que ver con la protección UV), lo que importa es que ofrezcan cerca de 100% de protección UV.

Si pasa mucho tiempo cerca del agua, de la arena, de la nieve o en otras áreas donde la luz se refleja intensamente en las superficies, debe considerar el uso de anteojos de sol con protección polarizada. Los lentes polarizados filtran el reflejo de luz para reducir el destello.

No obstante, debe tener presente que los lentes polarizados tienen algunas desventajas. Por ejemplo, no le permitirán ver las pantallas de los teléfonos celulares, los instrumentos del tablero del automóvil y otros dispositivos que utilizan iluminación LED (diodos emisores de luz) o LCD (diodos de cristal líquido) en las pantallas.

Cómo elegir el material de los lentes

Los lentes de los anteojos de sol con prescripción pueden ser de distintos materiales para adaptarse a sus necesidades.

Muchos desean anteojos de sol que no se rompan. Los lentes de policarbonato son de un material plástico fuerte y resistente a los impactos. Otro tipo de plástico, conocido como Trivex, se desarrolló inicialmente como material militar para los parabrisas de helicópteros y las cúpulas de los jets de combate. Ahora los anteojos de sol pueden hacerse por prescripción con materiales resistentes y livianos.

Los anteojos de sol con lentes de vidrio pueden cumplir las especificaciones de prescripción más exactas y ofrecen una excelente corrección de los errores refractivos. Sin embargo, son pesados, en comparación con los materiales más livianos ahora disponibles y pueden romperse y cuartearse fácilmente. Si considera que la mejor calidad óptica es lo más importante, será mejor que escoja lentes de vidrio para sus necesidades de protección solar, aún los puede conseguir. Su oftalmólogo, optómetra u óptico pueden ayudarle a analizar esta opción.

Muchos piensan que las prescripciones de anteojos más altas necesitan lentes gruesos para poder ver bien. Es posible que quiera obtener anteojos de sol con un alto índice de prescripción. Los lentes de alto índice reflejan la luz con más eficiencia y requieren menos material que los lentes tradicionales. Por eso pueden ser más delgados, más livianos y algunos los consideran más atractivos que los lentes tradicionales.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas