Tuve el placer de formar parte del Miami Walk to End Alzheimer's, la caminata de apoyo a la cura para esta devastadora enfermedad, que además sirve de soporte a las familias en nuestra comunidad del sur de la Florida que luchan contra los efectos del alzheimer.

Tristemente, demasiadas personas conocen la realidad de vivir con esta terrible enfermedad o han sido testigo del deterioro físico, mental y emocional de un ser querido que sufre el mal de Alzheimer. Esta enfermedad afecta a más de 54,000 adultos aquí en nuestra comunidad y a más de 500,000 personas alrededor de la Florida.

Para mí, encontrar una cura y ayudar a los familiares es algo muy personal. Mi madre, Abu Mandy como le decíamos cariñosamente, murió debido a complicaciones del alzheimer hace siete años.

Pero, aunque ella falleció en el 2011, esta enfermedad nos la había quitado mucho antes. Ver a mi madre sufriendo de alzheimer fue desgarrador y un momento muy difícil para todos en nuestra familia.

Como muchos en nuestra comunidad quienes han tenido esta experiencia con sus seres queridos, fui testigo de la pérdida de memoria gradual, comportamiento errático, pérdida de identidad y la inhabilidad de reconocer a sus familiares y amigos más cercanos.

Debido a las experiencias que tuve mientras cuidaba a mi madre, en el Congreso me convertí en una incansable defensora de los pacientes y familiares que luchan contra el alzhéimer todos los días. Más allá del terrible impacto en los que sufren esta horrible dolencia, aprendí que el mal de Alzheimer también afecta a las familias y los seres queridos.

En los últimos años, he abogado por iniciativas como HOPE for Alzheimer's Act and The Alzheimer's Caregiver Support Act, con el fin de ampliar la capacitación y los servicios de apoyo para las familias y los cuidadores de pacientes con esta enfermedad. Hoy, sigo luchando arduamente por aumentar los fondos de investigación de cura que son esenciales al Instituto Nacional de la Salud (NIH, por sus siglas en ingles), ya que representa nuestra mejor oportunidad para salvar vidas y devolver la esperanza a millones de familias en todo el país. Como comunidad y nación, tenemos la obligación de apoyar a los pacientes de Alzheimer y a sus seres queridos durante sus momentos de mayor necesidad.

Continuaré haciendo todo lo que esté a mi alcance para que los afectados por el alzheimer tengan todas las herramientas necesarias para luchar contra esta enfermedad. En nuestra comunidad hay tantos defensores que están haciendo la verdadera diferencia.

Eventos como el Miami Walk to End Alzheimer desarrollan un papel importante en incrementar la conciencia pública de esta enfermedad y es esencial para avanzar el cuidado y la investigación del mal de Alzheimer para que juntos podamos derrotar esta terrible enfermedad.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas