De las muchas aristas surrealistas que se pueden escoger del escandaloso caso por el que dos familiares de la pareja presidencial venezolana pueden pasar el resto de sus días en una prisión de los Estados Unidos, ésta me parece la más significativa. Que el futuro de un país dependa de lo que declaren en una corte dos presuntos delincuentes nos da una idea del nivel de degradación que el chavismo ha llevado a la política venezolana.

La única tabla de salvación para que los “sobrinísimos” Efraín Antonio Campos Flores y Francisco Flores de Quintas vuelvan a ver la luz del día es contar con detalle la manera en la que se han aprovechado de su privilegiada relación con el poder para montar un negocio multinacional de tráfico de drogas. No hace falta confundir los deseos con la realidad como hacen muchos periodistas venezolanos que inventan noticias para socavar aún más la maltrecha credibilidad de Nicolás Maduro. La simple omisión de vigilancia del presidente venezolano hacia su entorno para que no se aprovecharan de su condición para realizar negocios ilegales es de tal gravedad que lo menos que se podría esperar es una renuncia fulminante de sus funciones como primera autoridad del estado.

Te puede interesar

No se trata de hacer una caricatura que muestre a Nicolás Maduro o a Diosdado Cabello como una mala copia de “El Padrino”. La justicia dilucidará en su momento su papel real en el tráfico de drogas que se mueve desde Venezuela. Lo que ya ofrece pocas dudas es que son ya demasiados los familiares, amigos, empresarios de confianza, boliburgueses, bolichicos, chavistas, neochavistas, postchavistas que se han llenado los bolsillos con negocios ilegales con la colaboración –insisto, por acción u omisión- del líder fallecido y el de sus herederos.

Así que no nos queda otra que esperar frente al televisor al próximo capítulo de la serie “Los narcosobrinos” a ver qué deciden estos jovencitos que se las prometían tan felices en su paraíso socialista bañados por los millones que pretendían obtener ingresando droga para envenenar a los consumidores imperialistas.

Son muchos los detalles que acabarán saliendo a luz cuando se conozca en profundidad la investigación además de los testimonios que escucharemos en el juicio y en que con toda seguridad se escucharán reveladores nombres y apellidos. Son muchos los que critican la judicialización de la vida política como efecto perverso para los sistemas democráticos pero este último episodio confirma los peores augurios para el sistema chavista que ha pretendido ser un modelo pero va camino de quedar en la historia como un ejemplo de narcoestado.

¿Cantarán los narcosobrinos? Conociendo la debilidad moral de este tipo de personajes yo diría que sí pero los venezolanos nos deberían esperar tanto para dar un paso adelante y sacar del poder a quienes han pervertido la democracia con el único objetivo de perpetuarse para enriquecerse a sí mismos y a los suyos.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.82%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.65%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.53%
27454 votos

Las Más Leídas