Los resultados de la consulta sobre la corrupción fueron contundentes al dejar en claro que el país está inconforme con la forma en que se hace política en Colombia. 11,6 millones de ciudadanos salieron a votar por Colombia y por un mejor mañana para sus hijos, sin corrupción y con políticos que trabajen para quienes los eligieron y no para intereses creados. Otra cosa que debe quedar clara es que la consulta no fue el triunfo de Claudia López y que el país no votó por ella y sus aliados verdes. Ella como muchos colombianos motivaron a votar a miles de connacionales que de manera desinteresada apoyaron la iniciativa a pesar de la campaña sucia del uribismo que primero apoyó la consulta y después salió a desconocerla en un acto no muy ortodoxo. Es precisamente ese tipo de maniobras que ya tienen a la gente bien harta y, por ende, ayer se mostró lo que el país quiere, mirando hacia el futuro.

La consulta, aunque no logró el umbral, sí fue contundente en manifestar que Colombia quiere una política distinta en donde brillen las ideas que el pueblo sea escuchado sin que los políticos utilicen las redes para engañar al electorado con fines oscuros de manipulación electoralista. ¡No! El pueblo quiere otra cosa muy distinta y siendo parte de esos ciudadanos que votó la consulta a consciencia, dando la cara, mostrando cómo votaría y exponiendo el porqué de mi elección, me siento orgulloso de que Colombia y la gente salieran a votar por la transparencia y un país libre de corruptos.

Por otro lado, me molesta que la señora López haya creído que este triunfo es de ella y que, por ende, como ya lo manifiestan algunos entusiastas y seguidores, "ya ganó la alcaldía de Bogota porqué los votos en la Capital a favor de la consulta fueron contundentes". Yo, en respuesta a eso le recuerdo a López que nadie votó por ella y por sus ideas, se votó por Colombia y para limpiarla de la corrupción. Sin duda, Claudia López debe ser más prudente porque ese triunfalismo disfrazado solo desdibuja el discurso y le da la razón al Uribismo en que la consulta era una treta de López para medir fuerzas, y es claro que la consulta no era para eso. Espero que no. Yo soy Liberal, y voté por Colombia, no por López; y tampoco voté la consulta pensando que mi voto será después un apoyo para que López sea elegida a un cargo de elección popular ya que no comulgo con sus ideas y manejos políticos. Sin embargo, valoro y respeto su trabajo para impulsar esta iniciativa pero dejando en claro que, como yo, hay millones de colombianos que piensan igual y no ven en López una líder a seguir. Dicho esto, triunfó la democracia y la ciudadanía libre que quiere líderes de centro y no líderes que aprovechando el caos llevan a la gente a escoger entre la extrema derecha y extrema izquierda. Los votos de ayer son un llamado a que queremos líderes de centro, incluyentes, que escuchen, pero sobre todo, que sean transparentes. No más con la cultura del todo vale y líderes escogidos a dedo. ¡No más!

Queremos un país libre de la corrupción y este triunfo es de la democracia y no de Claudia López. Debemos seguir trabajando por un mejor país y me incluyo en ese esfuerzo. Como líder de la diáspora colombiana, me llenan de esperanza los resultados de ayer en Colombia. ¡Pa’ lante, Colombia!

Cristhian Mancera Mejía es director de La Tribuna Col U.S.

@cmancera33

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas