Muchos creen que el sueño americano es comprar una casa, pero el verdadero sueño americano es tener tu propio negocio. Financieramente hablando, este es el camino más rápido al éxito financiero. Aquí te dejo una lista del orden en el que debes prepararte para establecer un negocio.

Antes que nada, hay que estar parado sobre concreto financiero. Te recomiendo empezar hasta estar libre de deudas y tener un fondo de emergencias de 3 a 6 meses de tus gastos mensuales. Mientras tanto, puedes trabajar en un negocio similar al que quieres establecer para aprender todo lo que puedas y asegurarte que lo disfrutas. Imagínate arrancar con el negocio para darte cuenta, tres meses después, que no es lo que pensabas.

Segundo, hay que crear un plan de negocios. Los negocios deben ser dibujados en papel antes de iniciar. Siempre que la gente escucha esto, pregunta: ¿qué rayos es un plan de negocios? Un plan de negocios es poner tu sueño por escrito. ¿Cómo se va a llamar, cuál es el servicio que vas a ofrecer? ¿A quién se lo vas a ofrecer? Los nuevos empresarios cometen el error de ser muy amplios, y responder de manera muy general, algo así: “para toda familia que tenga hijos”. Uno debe tener un blanco (target market) y decir algo como esto: “Mis clientes son familias hispanas de primera y segunda generación, de clase media, con un ingreso de $30k a $60k al año”. Un plan de negocios también incluye un plan de mercadeo y promoción. Por último, pero no menos importante, debe incluir un estimado de tus gastos (presupuesto) y tus ingresos (proyecciones). Tú debes saber cuánto es el mínimo que necesitas para poder cubrir tus gastos y cuál es la meta para que el negocio sea rentable.

Después, hay que establecer el negocio y abrir la cuenta de banco. Platica con un contador que tenga experiencia en esto o con un abogado de negocios. Es probable que necesiten establecer una entidad legal como una corporación. Esto crea una protección legal entre el negocio y tus bienes personales. Después de tener el negocio establecido, abre una cuenta de banco exclusiva para el negocio. Es muy importante que respetes todos los ingresos y gastos que son del negocio en la cuenta del negocio. Si lo haces, la cuenta de banco se convierte en un estado de pérdidas y ganancias que te ayudará a ver qué está sucediendo con el negocio.

Por último y dependiendo del tipo de negocio que quieras establecer es posible que necesites solicitar permisos con el gobierno. Según el área donde vivas, esto puede ser con la Ciudad solamente, pero también podría ser con el Condado o el Estado. Si el negocio es delicado como cuidado de niños, hay mucha regulación por parte de las diferentes entidades gubernamentales y puede ser un proceso largo. Asegúrate de cumplir con todos los requisitos.

Por favor, no te desanimes al leer esto. La meta no es asustarte, sino darte una perspectiva real de cómo establecer y operar un negocio. Operar un negocio es muy diferente a ser un empleado. Te voy a recomendar un libro que se llama “El Mito del Empresario” por Michael Gerber. Léelo antes de iniciar para que aprendas lo que significa ser un empresario. Si terminas y estás más emocionado que nunca, haz un plan por escrito que incluya una lista de tareas que tienes que ir cumpliendo y ponle fecha de cumplimiento a todo. ¡Bienvenido al mundo de los negocios! Espero que alcances tu sueño exitosamente.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario