En Florida, las personas con menos de 18 años se consideran menores de edad y no son responsables de sus acciones criminales, pero tenga cuidado. Cada vez más menores están siendo tratados como adultos.

La Policía, los funcionarios de libertad condicional, y el Abogado del Estado tienen amplia discreción sobre la forma en la que los menores que delinquen son tratados, y dependiendo de la gravedad del delito, los menores pueden ser:

  • Entregados a sus padres
  • Confinados en centros de detención juvenil
  • Transferidos al tribunal de adultos.

Con esta flexibilidad usted necesita a un abogado en derecho juvenil que pueda luchar para obtener el mejor resultado posible y que aporte información en la etapa crítica antes de la presentación del caso.

Mi experiencia como abogado defendiendo casos en tribunales de menores por más de 20 años me permite aconsejar que consulte de inmediato a mi o a otro colega con experiencia justo cuando reciba la llamada de que su hijo está detenido por la policía: esto le dará una ventaja crítica.

Cuando alguien menor de 18 años comete un delito en general se considera un caso de delincuencia juvenil. Las consecuencias de un arresto juvenil pueden ser devastadoras y a veces severas.

Es esencial tener la representación legal experimentada en todos los procedimientos para proteger los intereses del menor a corto plazo y en el futuro. La intervención inmediata puede incluso prevenir llevar el caso al tribunal de menores o minimizar las continuas duras consecuencias de una detención juvenil.

Ley de Florida y la delincuencia juvenil

La Ley Federal de Delincuencia Juvenil define la delincuencia juvenil como cualquier delito cometido por una persona menor de 18 años de edad. La Ley Federal establece normas por las que las leyes estatales deben cumplir los procedimientos del tribunal de menores y los castigos inherentes.

A su vez, el derecho de los menores se rige principalmente por la Ley Estatal, y las personas de la Florida que no han alcanzado los 18 años de edad en el momento de su crimen son consideradas menores y, por ende, tienen un trato diferente al de los delincuentes adultos. A diferencia del sistema de justicia penal, que castiga a los perpetradores, el objetivo principal del sistema de justicia juvenil es la rehabilitación.

La actividad criminal juvenil más común incluye, pero no se limita, a:

  • Robo
  • Asaltos
  • Abuso de drogas
  • Vandalismo
  • Hurto
  • Violaciones de tránsito

Si es menor de edad, o su familiar o ser querido es un menor de edad que ha sido detenido, buscar representación legal o asesoramiento legal de un abogado de defensa penal juvenil experimentado es de suma importancia para su futuro.

Llame a Albert M. Quirantes y Asociados con más de 20 años defendiendo menores.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que la actuación de la Comunidad Internacional en el caso venezolano ha sido acertada?

Sí, no se le puede pedir más
Sí, pero falta aumentar la presión contra la dictadura
No, ha sido insuficiente
No, no debe meterse en los asuntos de los venezolanos
ver resultados

Las Más Leídas