Muchos de los sueños del hombre parecen irrealizables e irracionales en algún momento de la vida. En ocasiones el éxito llega fácil y de sorpresa, pero en su generalidad es fruto consecuente del sacrificio y la persistencia en el trabajo hasta convertirse en una banalidad cotidiana. Criterio reafirmado en frases como “A veces las grandes victorias se construyen sobre muchas derrotas previas”, de Publio Cornelio Escipión (235-183 a.C.) o “Per aspera ad astra” (“Hacia las estrellas a través de las dificultades”), recién recordada por Elon Musk.

Ambas celebridades, Escipión y Musk, se interrelacionan con África. El General Escipión derrotó al Imperio cartaginés en Iberia y conquistó toda la Hispania para Roma. Desde entonces fue romanizada y durante la mayor parte dominó intelectualmente la cultura indoeuropea hasta hoy. Con la victoria de Escipión en Zama sobre Aníbal Barca finalizó la Segunda Guerra Púnica (218-201 a.C.) y el general romano fue nombrado como Escipión el Africano. Sin embargo, en esta actualidad uno nacido más meridional de Zama, en el extremo sur de la tierra africana, no es muy conocido por su lugar de origen sino por su genialidad en las ciencias, Elon Musk.

Te puede interesar

Elon Musk es uno de los genios del siglo XXI, comparable solo con las grandes personalidades de ciencia, sus antecesores Isaac Newton, Albert Einstein, Thomas Edison y Nikola Tesla. Musk posee varias empresas, entre ellas, SpaceX, Tesla, The Boring Company, Hyperloop, SolarCity, Neuralink, OpenAI y ahora agregó a su patrimonio la red social Twitter. Elon (50) es el hombre más rico del mundo, según la revista Forbes, 2022.

Todas las compañías de Musk buscan el mejoramiento de la vida de las personas. Una de las empresas futuristas y en la práctica diaria cosecha sus éxitos, es la aeroespacial SpaceX (Compañía de Tecnologías y Exploración Espacial) que tiene sus objetivos de viajar a la Luna y al planeta Marte y su colonización permanente con la vida humana, animal y vegetal y su terraformación para sostener la vida terrestre. Lo más importante, es una empresa privada en el negocio de exploración del espacio extraterrestre y lleva la vanguardia junto a Rusia, China y la NASA.

La SpaceX tuvo la iniciativa y construyó sus propios cohetes reutilizables que hicieron bajar los costos de los lanzamientos, en especial, el Falcon 9 y el poderoso Falcon Heavy, las naves Crew Dragon y Starship, los satélites Starlink, los motores Raptor y las plataformas autónomas de puertos aeroespacial. La cooperación favorable de la empresa SpaceX y la NASA y recientemente entre la compañía privada Axiom Space, en la primera misión completamente particular con su tripulación de turistas civiles hacia la Estación Espacial Internacional (EEI).

La misión Starlink de SpaceX es poner en órbita alrededor de la tierra una constelación de satélites de internet de 42 mil unidades, de bajos costos y cobertura mundial. Son satélites de banda ancha civiles, militares, científicos y exploración en órbita terrestre baja, entre 150 a 2000 km sobre la superficie de la tierra. Un sistema de comunicación satelital más perfeccionado se usaría en Marte. Ahora está en funcionamiento en varios países, sobre todo en Ucrania y en la primera compañía privada la aerolínea hawaiana que contrató el internet de Starlink.

Nunca había percibido una gran masa popular actuar tan racionalmente ante los negocios de la venta-compra de una compañía sea privada o pública y estaba en los cierto, era una multitud de ciudadanos comprometidos con la libertad que se emocionaron positivamente ante la obtención de la plataforma Twitter por Elon Musk. Porque saben que desaparecerá la cultura de cancelación y el futuro de la libertad de expresión estará garantizado en la red del pájaro azul.

Elon Musk es un superhéroe real, defensor de la libertad de expresión en la tierra y para Marte. Tendrá que enfrentar al Estado profundo y al Nuevo Orden Mundial (la Agenda 2030), pues ya lo amenazaron con las leyes antimonopolios, el látigo de su burocracia para obstruir sus obras y el ostracismo que impusieron a Escipión el Africano. Por supuesto, él es un superhéroe confirmado en la acción y en sus palabras: “La libertad de expresión es la base de una democracia que funcione y Twitter es la plaza del pueblo digital donde se debaten asuntos vitales para el futuro de la humanidad”.

Los cubanos amantes de la libertad están satisfechos y esperanzados con la plataforma de Twitter de Musk. Es difícil luchar contra la manipulación de la información, las falsas narrativas y la doble censura en la red y con las sanciones penales, el hostigamiento y los apagones en el servicio de Internet por la tiranía de Castro Díaz-Canel. Las esperanzas son más intensas y objetivas al conocer de las compañías privadas de Twitter, Starlink y los nuevos teléfonos Tesla, que en posesión de los prodemocráticos cubanos darían la estocada final, desintegradora de la dictadura del Partido Comunista (PCC) en la Cuba socialista.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 30.78%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.66%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.56%
31068 votos

Las Más Leídas