Por Paciano Padrón

Acudimos a la invitación que nos hiciera a un nutrido grupo de venezolanos el señor Vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, para reunirnos con él el pasado 1° de febrero. Agradezco haya invitado a Luis Corona, Presidente, y a los demás Directivos de VenAmérica, lo que me permitió participar en ese encuentro de ratificación del compromiso de los Estados Unidos con la causa de la libertad en Venezuela. “He mantenido con firmeza mi promesa de acompañar a los venezolanos en el restablecimiento de la democracia”, le escuchamos decir a Pence, para luego sentenciar de manera tajante, en medio de un aplauso general: “No es tiempo de diálogo, es tiempo de acción en Venezuela”.

El 23 de enero, fecha de democracia para los venezolanos, apenas concluía la juramentación del Encargado de la Presidencia de la República, el mundo supo la noticia: Estados Unidos reconoce a nuestro Presidente. Oímos a Pence decir: “Los Estados Unidos se enorgullece de ser la primera nación en la tierra en reconocer al único Presidente legítimo de Venezuela: el Presidente Juan Guaidó”.

Te puede interesar

A la reunión con Pence se dieron cita también el Gobernador de Florida, Estado Sede del encuentro, al igual que Senadores y Representantes del Congreso de los Estados Unidos, que según el Vicepresidente fue “un encuentro marcado en el apoyo internacional brindado al pueblo de Venezuela y al gobierno del Presidente Interino”.

La ayuda internacional es vital en los tres pasos propuestos por la Asamblea Nacional, como agenda inmediata para el país: 1) Fin de la usurpación; 2) Gobierno de Transición, y 3) Elecciones auténticas para la vuelta a la plenitud del Estado de Derecho. El respaldo anunciado por los Estados Unidos a la agenda venezolana contempla el acompañamiento en las tres etapas, al igual que otros países de América y Europa. Mike Pence informó: “Estados Unidos tiene más de 100 millones de dólares destinados a la ayuda humanitaria”.

Pero más allá de los alimentos y medicinas que nos envían, está la voluntad de acompañar la llegada de esos bienes a sus destinatarios, en defensa de la salud y la vida, para alejar la muerte, aún en contra de la voluntad del usurpador Maduro. Estamos claros, la vida de nuestro pueblo está por encima del capricho del usurpador, quien quiere continuar sometiéndonos por hambre y enfermedades, obligando a morir a miles de los nuestros. Ya basta, es hora de libertad.

Agradecemos a Mike Pence su solidaridad, sus palabras fueron alentadoras: “Estamos con ustedes y no vamos a dejarlos solos, no teman, tengan fe”. Recordó el Vicepresidente, “más de tres millones de venezolanos han dejado su país en busca de un futuro mejor, por culpa de Maduro”, para luego reiterar el compromiso: “Vamos a hacer todo lo que haya que hacer para que Venezuela sea libre y ustedes puedan volver a su país cuando quieran”.

A Maduro se le acabó el tiempo. Tiene ante sí un pueblo en la calle, que ha visto luz al final del túnel y no quiere volver a la oscuridad; tiene en su contra a la comunidad internacional que lo desconoce y clama por la salida del usurpador para la transición y ulterior elección de autoridades.

Nuestro agradecimiento es eterno a los países que constituyen la coalición internacional para llevar ayuda humanitaria a Venezuela, lo quiera o no el dictador. La vida no puede depender del capricho de un asesino, a quien solo interesa su permanencia en el poder.

pacianopadron@gmail.com

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

En este regreso a clases en el sur de Florida, ¿cree que las autoridades han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad en las escuelas?

No
No sé
ver resultados

Las Más Leídas