jueves 11  de  julio 2024
OPINIÓN

Exijamos una investigación por la muerte de opositor en Venezuela

Uno de los líderes de la oposición, Fernando Albán, fue encontrado muerto, luego de caer misteriosamente del piso 10 de la sede del Servicio Nacional de Inteligencia Bolivariano
Diario las Américas | ILEANA ROS-LEHTINEN
Por ILEANA ROS-LEHTINEN

En el año 2016, el gobierno venezolano empezó a aumentar el poder ejecutivo al disminuir gradualmente el poder del poder legislativo. Desde entonces, los ciudadanos venezolanos han tomado las calles en protesta por la instalación de la dictadura de Nicolás Maduro.

A pesar de los pedidos de su renuncia, Maduro sostiene que la oposición de su gobierno es simplemente un títere de potencias extranjeras, como Estados Unidos, que desean desestabilizar el país.

Debido a las prácticas comunistas del Gobierno, la hiperinflación ha arruinado el valor de la moneda del país, y la escasez de alimentos y medicamentos persiste en todo el país. La corrupción ha llevado a una fuerte oposición de personas amantes de la libertad que se forman contra el gobierno de Maduro. El dictador, a su vez, usa la brutalidad para aplastar cualquier voz de disidencia. En este proceso se han violado muchos derechos y libertades individuales. El gobierno tiene tropas nacionales que utilizan gas lacrimógeno contra los manifestantes, está encarcelando a los opositores y ahora está procesando a civiles en tribunales militares.

Recientemente, uno de los líderes de la oposición, Fernando Albán, fue encontrado muerto, luego de caer misteriosamente del piso 10 de la sede del Servicio Nacional de Inteligencia Bolivariano. El fiscal general venezolano dictaminó este incidente como un suicidio, pero la credibilidad del régimen es dudosa, en el mejor de los casos, mientras el presidente Maduro sigue cometiendo violaciones innegables de los derechos humanos.

Esta semana, me uní a mis colegas los representantes Carlos Curbelo (FL-26), Mario Díaz-Balart (FL-25) y Albio Sires (NJ-08) para enviar una carta al presidente Trump instándole a exigir una investigación exhaustiva e independiente sobre la muerte de Fernando Alban. Cuando encuentren a los responsables, pedimos que se impongan sanciones contra ellos. En Miami, tuvimos una conferencia de prensa para reiterar nuestro llamado a una investigación independiente con el fin de garantizar que los perpetradores sean juzgados en todo lo posible por la ley.

Es imperativo que el Gobierno de los Estados Unidos responsabilice al régimen venezolano por todos y cada uno de los abusos de poder. Como símbolo principal de la democracia y la paz en el hemisferio occidental, es imperativo que nosotros, al menos, impongamos sanciones contra las naciones que oprimen a su gente y cometan violaciones atroces de los derechos humanos. Debido a la extensión de la Ley de Defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad Civil de 2014, la administración de Trump no solo tiene la autoridad, sino la responsabilidad, de condenar todas y cada una de las violaciones de los derechos humanos.

En este momento debemos apoyar al pueblo venezolano que sufre y clama por la libertad bajo la crueldad de este régimen. Los Estados Unidos deben hacer todo lo que esté a su alcance para garantizar que los abusadores de los derechos humanos y los opresores del régimen de Maduro sean responsables de sus acciones contra las personas que desean una Venezuela libre.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

Descarga LA APP

Deja tu comentario

Te puede interesar