* Luis Corona

El presidente Guaidó se ha juramentado con su pueblo y el pueblo se ha juramentado con su Presidente, quien ha instituido Gobierno en Venezuela y nos ha llamado a la lucha, dentro de un verdadero proceso para liberarnos del poder usurpado por el crimen organizado. Estamos librando una gesta libertaria para acabar con la miseria y destrucción en la que se encuentra sumergida nuestra gente, la que ve violados permanentemente sus derechos humanos, incluso los fundamentales como el derecho a la vida, a la libertad y a la justicia.

Guardando la distancia en el tiempo, no otro fue el propósito de la Revolución Francesa, para derrocar al “Antiguo Régimen” -como se le llamó en aquel entonces- que convulsionó a Europa en al año 1789, proclamando la Asamblea Constituyente, el 27 de Agosto, “La Declaración de los derechos del hombre y el ciudadano”. Diez años más tarde celebraría su triunfo Napoleón Bonaparte.

Te puede interesar

La Presidencia de la República de Venezuela continúa siendo usurpada por Nicolás Maduro Moros, quien no sólo es ilegítimo de origen, sino que además ha sido destituido de conformidad con lo estipulado en la Constitución de la República, por vigentes y obligantes decisiones de la Asamblea Nacional y del Tribunal Supremo de Justicia legítimo, y ha sido desconocido por la mayoría de los países democráticos del mundo, siendo sostenido hoy, solamente, por la invasión de nuestro territorio por fuerzas militares de países extranjeros y de terroristas, narcotraficantes y guerrilleros, a lo que se suman los colectivos armados y lo que queda de nuestras Fuerzas Armadas y de las policiales.

El Presidente (E) Juan Guaidó, líder de la democracia en el país, respaldado por la Asamblea Nacional -poder legítimamente constituido en Venezuela- ha instituido su gobierno con miras a constituir la transición, que nos permitirá salir de la mayor tragedia política, social y económica de la historia en el Continente.

El Presidente Guaidó ha designado sus representantes ante numerosos gobiernos del mundo, que lo han reconocido como presidente legítimo de Venezuela. La aceptación de estos Embajadores debería ser con plenitud de funciones de parte de gobiernos de países amigos. No obstante, conocemos que diferentes legislaciones nacionales, en algún momento, dificultan este reconocimiento pleno. Invitamos a buscar la mejor salida para que todos concedan reconocimiento pleno a estos embajadores, incluido por supuesto, los organismos internacionales que ya han condenado el régimen usurpador de Nicolás Maduro, y que proclaman en sus documentos fundacionales y estatutarios la defensa de la democracia y de los derechos humanos.

Nosotros, desde VenAmérica, ponemos nuestro empeño en el objetivo de pleno reconocimiento y actividad de nuestros Embajadores y autoridades designadas en el campo económico-empresarial, con quienes estamos trabajando para la lucha mancomunada con la diáspora, para hacer cumplir la ruta trazada por el Presidente Guaidó: Fin de la Usurpación, Gobierno de Transición (Poder Constituido) y Elecciones libres.

*presidencia@venamerica.org

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Está de acuerdo con la posibilidad de que los maestros de Florida estén armados en las aulas para prevenir ataques?

Las Más Leídas