Quiero pensar que esta columna es como una segunda parte de la anterior que ustedes seguidores del Diario las Américas, tanto en su edición electrónica como la impresa, han tenido la amabilidad de leer. Allí, abundé sobre el hecho de que nunca es tarde para continuar y/o seguir una carrera universitaria, sobre todo por las numerosas ventajas y oportunidades que podrán encontrar en nuestros más de 300 programas académicos.

Con el inicio de las clases en Miami Dade College el próximo lunes 27 de agosto, la ciudad experimenta una suerte de reverberar educacional y cultural en todos los sentidos. Se abren las puertas de las oportunidades para miles de nuestros vecinos y les digo que no se trata de una hermosa metáfora, sino de la realidad monda y lironda.

Por supuesto que todos los sueños requieren de un esfuerzo extra. Un alto porcentaje del estudiantado que asiste a las aulas de nuestra universidad tiene compromisos laborales ineludibles y en esta carrera al futuro en pos de un diploma universitario, hay horas que se le quitan al descanso.

El inicio del curso académico 2018-2019 es una experiencia que nos tomamos muy en serio. Dispuestos están los recursos educacionales más modernos de los Estados Unidos al alcance del estudiantado, así como una facultad que no solo brilla por su demostrado conocimiento sino por estar siempre en el mejor espíritu de tender la mano al alumno que así lo necesite.

Es parte de una filosofía probada durante más de medio siglo, de una notable influencia positiva en la comunidad que reciproca con su cuantiosa matrícula, nuestra capacidad de ofrecer carreras en profesiones de alta demanda en el sofisticado mercado laboral que, por suerte, nos ha tocado disfrutar.

El curso académico que comienza ocurre en un año clave para los destinos de la nación, con las elecciones de medio término durante el mes de noviembre.

Entre todas las decisiones que nos corresponderá asumir, como entes de la democracia más importante del mundo, quisiera recomendarles, encarecidamente, que tomaran en cuenta un voto positivo para la Enmienda 7 que aparecerá en la boleta en noviembre, por medio de la cual podremos decidir si nuestra institución y el resto del sistema estatal al cual pertenece se agregará a la constitución estatal como el sistema escolar y universitario y se sigue administrando a nivel local.

La misma enmienda, por otra parte, concede beneficios merecidos de matrícula universitaria a descendientes de las fuerzas armadas y primeros socorristas, caídos en la línea del deber.

Aunque las clases del MDC comiencen en poco más de 48 horas, todavía hay matrícula disponible, concurriendo personalmente a nuestros campus o en la dirección online de la institución: www.mdc.edu.

Este será un año fascinante, igualmente, con respecto a toda la programación cultural que produce el College, sobre la cual estaré abundando en próximas columnas. Les adelanto que tendremos tres eventos pre-Feria del Libro, uno de los cuales con la presencia de la eximia actriz Sally Field, quien llega con un libro de memorias, así como nuestro legendario Teatro Prometeo, totalmente renovado, para que siga influyendo en la esencial cultura hispana de Miami.

Adelanto mi enhorabuena a las miles de personas que han decidido ser parte de la gran familia del Miami Dade College e insto a quienes lo han considerado pero no han dado el paso, que no lo dejen para mañana. Hay garantía de futuro y de una vida más próspera en nuestras aulas.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas