La humanidad entera atraviesa la más dura prueba de la era contemporánea: vencer al COVID-19. Mientras la comunidad científica avanza en alcanzar la vía hacia una vacuna, los gobiernos del mundo trabajan en reconducir sus esfuerzos hacia el progreso, en medio de la paralización productiva mundial. Uno de los países de la región que ha asumido el desafío frontal de reapertura paulatina y en condiciones de seguridad es Honduras.

El presidente de ese país, Juan Orlando Hernández, ha presentado el Plan Nacional de Reapertura y Reactivación Económica y Social que tiene como objetivo llevar a cabo una reapertura inteligente y progresiva del país, cumpliendo los protocolos de los especialistas epidemiólogos.

Te puede interesar

La estrategia contempla distintas variables que adecuan los objetivos en localidades especificas, tomando en cuenta la densidad poblacional, la curva de incremento de contagios, la capacidad médica y ocupación hospitalaria, además de la relevancia económica.

Con la identificación de 17 sectores del país centroamericano, se impone la necesidad de estimular la generación de empleos de manera sostenida y con la premisa de proteger la salud de los hondureños.

En medio de las dificultades, esta presidencia ha optimizado la plataforma Gobierno Digital, una herramienta que facilita la emisión de salvoconductos de manera más expedita, la modalidad de la billetera electrónica de gobierno, el sistema de banda ancha de internet en todo el país, así como la novedosa aplicación Te Cuido, que busca conocer posibles focos de contagio de coronavirus en tiempo real en todo el país.

Este mecanismo permite colaborar con un sistema de control epidemiológico y ampliar las posibilidades de asistencia a la comunidad.

El presidente Hernández ha dicho que “la billetera electrónica es un paso fundamental en la nueva forma de reapertura inteligente, si se toma en cuenta que ahora las transferencias condicionadas, por citar un ejemplo, podrán ser autorizadas vía plataforma digital o cuenta de banco”.

El enfoque de estímulo productivo también está dirigido hacia la pequeña y mediana empresa, sustentado en el uso de la tecnología y la digitalización de algunos sectores, priorizando las decisiones por la salud y la vida de los hondureños en medio de la pandemia de coronavirus.

El mandatario ha indicado que este sector de la economía, que genera el 70 por ciento de los empleos en el país, “ha sido uno de los más golpeados por la pandemia”.

“Volver a la nueva normalidad va de la mano con el manejo inteligente de la economía porque sin economía tampoco podemos sostener todo el aparato que nos permite la gerencia inteligente de la pandemia”, expuso.

Ha insistido Hernández en que “es un esquema de prueba y error porque nadie tenía un plan para esto; puede ser que abramos algunos sectores y tengamos, por ejemplo, que retroceder para tomar medidas, no para bloquear o cerrar del todo, sino, repito, para corregir lo que pueda haberse hecho mal o que de repente no teníamos un elemento en cuenta. Eso es prueba y error”.

Advirtió que “de la catástrofe estamos viendo la punta del iceberg, como dicen, el inicio del problema, por lo que debemos ser muy creativos, innovadores, diferenciadores en la forma en que vamos a enfrentar esta nueva realidad”.

Otro de los aportes de esta gestión es el apoyo al importante sector de cafetaleros. A través del Bono Cafetalero, se entregaron cerca de 12 millones de dólares para beneficiar a 91.400 familias en 15 departamentos y 222 municipios de todo el país.

Las acciones de la presidencia hondureña también han estado concentradas en beneficios directos de ayuda alimentaria a 48 asilos de ancianos y hogares de personas con discapacidad en todo el país durante la pandemia.

El gobierno de Honduras tiene previsto alcanzar en los próximos meses el financiamiento del Banco Mundial por el orden de los 55.000.000 de dólares, para el fortalecimiento del sector agroalimentario y agro industrial del país.

“El préstamo que se ha solicitado al Banco Mundial, por un monto de 55.000.000 de dólares, va a venir a hacer una transformación extraordinaria en el agro hondureño y de igual forma en la agroindustria”, manifestó Hernández.

De igual forma, la administración centroamericana ha reconocido el apoyo del gobierno de Estados Unidos en las iniciativas de emprendimiento, a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

Otra de las grandes herramientas del gobierno de Honduras es la nueva Ley de Protección del Espacio Aéreo, instrumento legislativo que servirá para poder trabajar en forma conjunta con el resto de los países del área centroamericana, en especial los del Triángulo Norte, contra el combate al narcotráfico internacional.

Con esta nueva normativa se podrá proceder a la identificación, rastreo e intercepción de aeronaves que sobrevuelen el espacio aéreo de manera ilegal y transportando drogas.

Esta ley de Protección del Espacio Aéreo permite la inactividad de naves que sobrevuelen de manera irregular.

Por otra parte, las alianzas regionales a favor de la democracia también se han reforzado durante esta emergencia. Ante la lucha por la restitución del estado de derecho en Venezuela, el presidente interino de ese país, Juan Guaidó, expresó en su cuenta oficial de Twitter: “Conversé con el presidente Hernández y agradezco su apoyo en la lucha contra el narcotráfico y el respaldo a nuestros migrantes”.

Dijo Guaidó que agradece el respaldo que ha dado Hernández a los migrantes y al trabajo que sin descanso se ejecuta para recuperar la libertad y la democracia.

Hernández y Guaidó sostuvieron una importante videoconferencia en la que abordaron temas como la urgencia de la conformación de un Gobierno de Emergencia Nacional en Venezuela, para lo cual el apoyo y presión de la comunidad internacional es significativo.

Guaidó ratificó que este Gobierno de Emergencia Nacional estaría integrado por todos los sectores que hacen vida en Venezuela y que no estén implicados y acusados de violaciones sistemáticas a los derechos humanos, narcotráfico y corrupción.

En la conversación con el mandatario hondureño, Guaidó recordó “el riesgo que la dictadura de Nicolás Maduro es para la región, pues el colapso de los servicios que hay en Venezuela ha ocasionado una crisis sanitaria que impide una atención adecuada y eficaz a los contagiados del coronavirus, lo que ha ocasionado que en estas últimas semanas haya ocurrido un aumento significativo de infectados”, según la página del Centro de Comunicación Nacional de Venezuela.

Sin duda, el gobierno hondureño no ha paralizado ninguno de los engranajes que impulsan a esa nación de Centroamérica hacia el venidero escenario de prosperidad que se proyecta desde la administración de Hernández.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Ante la nueva ola de COVID-19, el condado Miami-Dade ha vuelto a cerrar los restaurantes, salones de fiesta y gimnasios... ¿De quién es la responsabilidad?

De las autoridades, que no han sabido controlar la situación
De los jóvenes, que no toman medidas y propagan la enfermedad
De todos, porque no hemos entendido que prevenir es la solución
De los negocios, que con tal de vender, no cumplen las medidas sanitarias
ver resultados

Las Más Leídas