El Día de los Veteranos es una fecha solemne porque honramos los grandes sacrificios de los hombres y mujeres que arriesgaron todo por la seguridad de nuestra nación. Los derechos y libertades que todos disfrutamos, gracias a los sacrificios de los héroes de las fuerzas armadas. Nosotros le debemos todo el honor y respeto a los veteranos y a sus familias, porque arriesgan todo por el amor y la defensa de nuestra nación. El servicio militar es una labor individual, pero en esta labor las contribuciones familiares también son grandes.

He tenido el gran honor de tener en mi familia varios miembros de las fuerzas armadas. Mi esposo, Dexter, se ofreció voluntariamente para prestar su servicio en Vietnam como un rastreador del Ejército. Resultó gravemente herido en combate. Las acciones de Dexter en su servicio militar inspiran a nuestra familia todos los días. Mi hijastro, Doug, y mi nuera, Lindsay, sirvieron a nuestra nación como pilotos de la Marina en Irak; y Lindsay también sirvió en Afganistán. Ambos actualmente son reservistas de la Marina. Yo no pudiera estar más orgullosa de ellos y de sus grandes contribuciones a nuestra nación.

Hay muchos héroes valientes que fallecieron en la línea de combate. Las familias de quienes fallecieron mientras cumplían su deber con nuestra nación cargan un gran duelo. En este día reflexiono sobre aquellos valientes héroes de las fuerzas armadas como Christian Guzmán Rivera, quien falleció en Afganistán. El militar Guzmán Rivera, voluntariamente se registró en la Marina donde sirvió como ingeniero de combate. Guzmán Rivero falleció sirviendo a nuestra nación. Christian y su familia son un gran ejemplo de los sacrificios que realizan nuestras fuerzas.

En 2015 tuve la oportunidad de nombrar la oficina de correo en Princeton, en Florida, en su honor, para asegurar que su nombre y gran labor a nuestro país sean reconocidos. Dexter y yo tenemos la oportunidad de honrar a nuestros héroes veteranos y estaremos en la Asamblea de Veteranos en la escuela Palmer Trinity, en Palmetto Bay. Este evento que este prestigioso colegio organiza todos los años, da la oportunidad a personas como Dexter, de hablar con los estudiantes sobre las fuerzas armadas y el orgullo de poder haber luchado por nuestro país. Hemos tenido el gran placer de asistir en previos años y el evento ofrece gran oportunidad para que veteranos de guerra puedan compartir en solidaridad con sus compatriotas.

Prestar servicio en nuestras fuerzas armadas es el mayor sacrificio que alguien puede hacer por nuestra nación. Este Día de los Veteranos debemos reflexionar sobre las muchas libertades que tenemos como estadounidenses; y que esas libertades existen solamente a través de los sacrificios de aquéllos que se unieron a ellas. Cada uno de nosotros conoce un veterano o veterana. En este día urjo que expresen su admiración y honren los sacrificios de ellos por nuestra nación.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Cree que el reconteo de votos en Florida despejará las dudas sobre el ganador en el senado y la gobernación?

Las Más Leídas