Las bases para invertir están evolucionando hacia soluciones que son progresivas, sostenibles y que mejoran el bienestar. Tradicionalmente las carteras de inversión son construidas seleccionando empresas, sectores y mercados que puedan darnos el más alto beneficio financiero. Pero hoy el inversionista no solo puede sentir bien que su dinero esté creciendo sino que ver cómo está teniendo un impacto social directo en la comunidad.

Antes de considerar invertir en algo con impacto social uno debe de entender los diferentes tipos de inversión, los recursos disponibles y cómo crear una estrategia personalizada.

Diferentes tipos de inversión

Uno puede ser el que da o recibe en este tipo de inversión ya que existen muchas estrategias. La primera es la de hacer inversiones socialmente responsables que disminuyan el daño o impacto negativo al mundo. Por ejemplo, una canasta de inversiones que excluya inversiones en tabaco, productos no reciclables o en alcohol. La segunda estrategia son las inversiones sostenibles, las cuales están más integradas e incluyen inversiones sociales que favorecen a movimientos como el medio ambiente. Estas inversiones pueden ser en empresas que se enfocan en mejorar el medio ambiente ya sea con productos reciclables o que escojan no incluir químicos en sus productos. La tercera estrategia es la de impacto social y esta incorpora sistemas y métricas para evaluar el impacto social, económico y ambiental de la inversión. Por ejemplo, invertir en un fondo de renta fija o bono que favorece a microempresarios y va dirigido a un sector específico.

Los recursos disponibles

Existen muchos recursos en el Internet para identificar si las inversiones tienen un impacto social, lamentablemente estas no son reguladas. La asociacion de impacto social global (GIIN) es un organismo sin fines de lucro que está empezando a evaluar este tipo de inversiones. Ellos están usando métricas como el impacto ambiental, igualdad de géneros, y número de trabajos creados. Existen cursos en línea gratuitos para aprender más sobre cómo invertir con impacto social. Muchas empresas de inversión ahora están cambiando sus estrategias y evolucionando de “qué productos pueden darme el más alto beneficio financiero” a “qué productos pueden dar el más alto beneficio financiero y social”.

Cómo crear una estrategia personalizada

En mi próximo libro Los Colores del Dinero – 7 pasos para tu salud financiera detallo paso a paso cómo crear un portafolio para tus inversiones. Es recomendable que inviertas un porcentaje de tu cartera y no el 100% en este tipo de inversiones, por ejemplo el 20%. Si todos hacemos un poquito por nuestra comunidad y somos el cambio que queremos ver, podemos tener finanzas saludables.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

 

Deja tu comentario