jueves 1  de  diciembre 2022
OPINIÓN

La Reina Isabel II, una líder mundial; los Castro, unos canallas contra los britanos

Uno de los modos de honrar el legado de libertad, democracia y paz de Isabel II por los políticos británicos, es condicionar esos esfuerzos al régimen castrocomunista para que el pueblo cubano sea libre

Diario las Américas | OSCAR ELÍAS BISCET
Por OSCAR ELÍAS BISCET 15 de septiembre de 2022 - 10:57

La libertad es tan poderosa que como derecho inalienable hace absoluto al humano. En ese principio ni las crueles torturas pudieron acallar el grito de libertad en una plaza pública. Tan sincero y convincente fue ese llamado de William Wallace, que más de 700 años, los oprimidos de la tierra lo acompañan en esa justa reclamación durante la película de Corazón valiente de Mel Gibson, de 1995.

Asimismo, en esta actualidad, aquella firmeza de libertad de Wallace repercutió directamente sobre el pueblo escocés y magnificó su patriotismo con la exigencia de un parlamento estatal autónomo. La Reina Isabel II (1926-2022) receptiva a las demandas populares, su gobierno dio el visto bueno a su creación en 1997 y en el 2004, Isabel II asistió a la inauguración del edificio parlamentario.

El independentismo escocés tomó nuevos impulsos que obtuvo una mayoría parlamentaria en las elecciones de 2011. Esto condujo al gobierno escocés y del Reino Unido acordaran un plebiscito sobre la independencia de Escocia, celebrado en el 2018; donde el pueblo, por una amplia mayoría, quiso la permanencia dentro del Reino Unido de Gran Bretaña. Esto fue otra victoria de ideario democrático de la Reina Isabel II.

La película Corazón valiente estimuló el regreso, al Castillo de Edimburgo, de uno de los tesoros invaluables de Escocia: la Piedra del Destino. En la abadía Scone, durante 400 años, tuvo lugar el coronamento de los reyes escoceses. Una reliquia histórica que el rey Eduardo I de Inglaterra capturó como botín de guerra y traspasó a la abadía de Westminster, Londres, 1296. Formó parte del trono, Silla de San Eduardo, donde se sentaron los reyes ingleses y británicos para sus ceremonias de coronación oficial, incluso de la Reina Isabel II. Existe el compromiso histórico de prestación del objeto sagrado para el coronamiento del futuro rey británico en la abadía de Westminster.

La Piedra del Destino tiene una larga historia que muchos consideran leyenda o mitología. Esta favorece positivamente a su poseedor; pesa 152 kg y mide 66 cm de largo, 28 de ancho y 42 de alto. La relacionan con la Almohada de Jacob (1975-1828 a.C.), patriarca de Israel, donde fundó el santuario de Bethel. Piedra que Jeremías llevó a Britania; otros que el propio Jacob trasladó a Egipto durante su exilio, 1844, depositada en el oráculo de Amón en Karnak, descubierta por el sumo sacerdote Tumorsis III, quien se convirtió en faraón y a Egipto en un gran imperio. También existe la tesis de que siempre estuvo en Egipto y en ella se coronaron todos los faraones desde los tiempos antiguos, incluso antes de la primera dinastía, 3 100 a.C.

En ambas versiones egipcias de la Piedra del Destino concluyen su salida de la tierra de los faraones, cuando la princesa egipcia Scota o Meritaten, hija del faraón Akhenaton, 1 350 a.C., y Nefertiti, huye de la persecución política-religiosa contra su padre por la reforma de la fe al monoteísmo y junto a su esposo, griego de origen dorio, Geytholos (Goídel Glas), su hijo Hibernia y un sequito de mil personas, embarcan y fundan Brigantia o A Coruña, Hispania; luego Hibernia o Irlanda y después Scota, Escocia.

Muchos de los hechos relacionados con la Piedra del Destino no tienen interrelación en el tiempo histórico; sin embargo, existen ciertas realidades que no podemos despreciar por sus registros objetivos. Entre ellas, los manuscritos, el Libro de Leicester y la Historia Brittonum, del siglo XI, donde el rey Kenneth I, sentado en la piedra sagrada, fue coronado rey de toda

Escocia, 843-858 d.C., último rey de Dalriada, y menciona a todos sus predecesores reyes hasta la reina Scota.

En 1955 fue hallado un collar de cuentas de ámbar y azabache, en una tumba de la edad de bronce, en Tara, Irlanda; semejante al encontrado en la tumba del faraón Tutankamon, la prueba del carbono 14 lo fechó en 1350 a.C. También el descubrimiento de un barco antiguo egipcio hundido en la costa norte de Inglaterra cerca de Escocia, datado entre 1400-1350 a.C. Existe documentación arqueológica de la navegación naval con medios de transporte indígena prefenicio en el período histórico de la Edad de Bronce, 3300-1200 a.C., en el Océano Atlántico norte cercano a las costas europeas desde el Mediterráneo.

Aún persiste en zonas del noreste de Escocia un dialecto local dórico, del griego antiguo, que pudiera estar en relación con el esposo de la reina Scota, Geytholo, y algún personal de su sequito, lo definen como hablante dórico escocés y con una amplia literatura. Una realidad concreta, el patrimonio genético de pueblo escocés y otros pueblos europeos están interrelacionados con el linaje de la princesa egipcia.

El centro de genealogía suizo, GENEA, demostró que el 50 % de los europeos occidentales, 70 % de los varones británicos y españoles, y 60 % de los franceses comparten ADN, genes, de un ancestro común de Tutankamon, faraón de Egipto, (1342-1325 a.C.). Sin embargo, este faraón no tuvo hijos varones y sus hijas murieron niñas, o sea no tuvo descendientes, por lo que más probable sea un pariente cercano masculino por parte de padre que comparte el linaje con su hermana Scota.

La Reina Isabel II muere en el Castillo de Balmoral, Aberdeenshire, Escocia, propiedad privada de la familia real, el 8 de septiembre de 2022. Durante 70 años, Isabel II fue reina de los cuatro países, Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda (Belfast) que forman el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. También es jefa de Estado de 15 países, 56 forman la Commonwealth.

En Cuba, los tiranos Fidel y Raúl instauraron un régimen totalitario comunista de ideología estalinista. Conocían de los planes ocultos de José Stalin para invadir a el Reino Unido de Gran Bretaña. En 1982, los Castro, sumisos a la Unión Soviética, apoyaron con armas y datos operativos de inteligencia a la dictadura de Leopoldo Galtieri, Argentina. También ofrecieron enviar submarinos, sus dueños eran los soviéticos, durante la guerra de las Falklands (Malvinas).

Uno de los modos de honrar el legado de libertad, democracia y paz de Isabel II por los políticos británicos, es condicionar esos esfuerzos al régimen castrocomunista para que el pueblo cubano sea libre. Los honores fúnebres de Estado a la Reina Isabel II serán en el Palacio de Westminster (19/09/2022), en el mismo salón donde se juzgó al héroe escocés Williams Wallace. Estos son dos grandes y hermosos paradigmas históricos de los pueblos británicos y la humanidad.

¡Recibe las últimas noticias en tus propias manos!

DESCARGÁ LA APP

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar