El año 2022 inicia con un intenso pulseo en el tablero geopolítico: Rusia, China, e Irán le disputan con ímpetu a las democracias occidentales el liderazgo en el orden global.

Occidente, repitiendo ciclos anteriores, se muestra desde sus cimientos debilitado. Nuestras raíces judeo-cristianas, base de las democracias liberales, están atacadas desde la nueva ideología de identidades grupales. La clase política de las principales democracias se debate entre agendas de élites, personales y la corrección política.

Te puede interesar

Los actores antisistema terminan viendo como aliados a los enemigos de occidente, pues en momentos de debilidad se les facilita socavar los valores conservadores donde preponderan las libertades individuales.

El castrismo busca nadar en todas las aguas, algo ya viejo en su larga historia de peripecias. Durante la guerra fría el propio Fidel Castro no solo fue un entusiasta de la vía violenta, sino también de la batalla en el plano cultural. La Isla se convirtió tanto en el epicentro de los movimientos guerrilleros como de la batalla ideológica de la región.

La élite militar castrista tiene toda la disposición de alinearse con sus colegas rusos, quienes ya hablan públicamente de una alianza estratégica. Por su parte Mariela Castro se convierte en la gurú de la ideología de género y abre camino al resto de las identidades grupales. Eso sí: "Todo dentro de la revolución". Así se va dando forma al Frankenstein neocastrista.

En el ámbito Latinoamericano la izquierda gana terreno y revive sus plataformas regionales. El objetivo es uno: relativizar y disgregar declaraciones y condenas verbales de las democracias, que objetivamente resultan simbólicas.

El escenario descrito tiene muchas similitudes al que se vivió en la década de los 70 del siglo pasado. El mundo libre cedía ante el bloque comunista, mientras en casa la crisis política, moral y económica hacía estragos. Tuvo que ocurrir un golpe de timón para remontar una debacle que parecía inevitable.

¿En qué consistió ese giro?

La inflexión ocurre desde el plano de lo espiritual. Juan Pablo II con su primera encíclica, El Redentor del Hombre, desde una visión crítica, puso al ser humano y la comprensión de sí mismo en el centro de su prédica. El hombre contemporáneo frente a Dios, a su imagen y semejanza.

En el plano político, pero con un claro sentido trascendente, Margaret Thatcher y Ronald Reagan, de la mano de Friedrich Hayek, también establecían en las libertades individuales el centro e impulso de las sociedades. El no claudicar frente a los totalitarismos y autoritarismos como formas de lo colectivo aplastando al individuo. Rechazar la coexistencia con sistemas que torcían y violaban la naturaleza humana.

La década de los 80, de la mano de estos tres líderes, nos muestra en concepto y estrategias, cuál es el camino. Un rumbo tanto en lo global como en lo local, en lo macro y en lo micro.

A los cubanos nos toca también tomar esa experiencia. Mirar nuestra realidad desechando la mentira y la simulación. Tener un diagnóstico real y objetivo es un paso obligado. Sin una oposición y una sociedad civil que identifiquen sus carencias y desaciertos, y conozca bien el pensar y el actuar de sus enemigos, será muy difícil tomar un camino cierto hacia la libertad. Lo ha demostrado la historia.

El individuo solo renace desde la verdad. El pantano de las identidades grupales, solo da más oxígeno a la fractura social. El régimen y sus aliados están repitiendo viejas fórmulas: socavar en lo interno y luego golpear. Sería fatal para nosotros desechar los caminos mostrados por titanes de la libertad.

Casi medio siglo después, estamos frente a un acertijo similar. Sabemos cómo fue resuelto en aquel entonces. ¿Podremos solucionarlo nuevamente?

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿La emigración interna en EEUU ha impulsado el aumento de precios? 31.03%
¿Los gobiernos locales deben ofrecer alternativas asequibles ante el alza de precios de alquileres? 35.74%
¿Las personas jubiladas deben recibir algún tipo de asistencia para poder enfrentar esos precios? 33.23%
19062 votos

Las Más Leídas