El senador de Vermont Bernie Sanders parece tener ahora todas a su favor para hacerse con la nominación presidencial demócrata. Se impuso en segundo lugar en el caucus de Iowa, a pesar de la debacle de la votación, y en New Hampshire tuvo otro buen impulso para su campaña.

Sin embargo, aunque sus partidarios, muchos de ellos de una generación mucho más joven, están encantados de que su candidato se encuentre entre los primeros lugares, el propio partido demócrata no comparte el mismo entusiasmo ¿Por qué?

Te puede interesar

Lo que preocupa a la jerarquía del partido es que Sanders está demasiado a la izquierda, ofreciendo una visión socialista, para muchos utópica, que incluye servicio de salud o Medicare para todos, cancelar la deuda de préstamos estudiantiles y un impuesto más alto para los más ricos.

Si bien su programa promete beneficios para todos los sectores de la población estadounidense y ha inspirado a votantes jóvenes, el Partido Demócrata parece querer a un candidato de centro, no de la izquierda.

Antes de Iowa y New Hampshire, el expresidente Joe Biden era el candidato ideal, un demócrata moderado, muy querido y respetado por ambos lados del Congreso, después de 36 años como senador en representación de Delaware y con un profundo conocimiento y experiencia del arte de gobernar.

Es por eso que los resultados de Iowa y New Hampshire fueron un golpe duro para el Partido Demócrata pues el candidato favorito fue empujado a un cuarto y quinto lugar, muy por detrás de Sanders y Pete Buttigieg.

Biden ha insistido en que su campaña aún tiene un largo camino por recorrer y espera que los decepcionantes resultados en Iowa y New Hampshire se reviertan en los comités de Nevada y en las primarias de Carolina del Sur, el 22 y el 29 de febrero, respectivamente..

El miedo político a que Sanders se imponga puede jugar en favor de Biden, si los votantes consideran que no solo es capaz de derrotar al actual presidente Donald Trump sino también al socialismo dentro del partido.

En la actualidad, Biden parece un hombre derrotado, pero un par de resultados alentadores en Nevada y Carolina del Sur podrían marcar la diferencia e impulsar su campaña, previo a los votos del Súpermartes, el 3 de marzo, cuando 14 estados vayan a las urnas, incluido California.

Pero si Biden falla nuevamente, los demócratas podrían poner sus esperanzas en Mike Bloomberg, el multimillonario, exalcalde de Nueva York, que se ha convertido en toda una revelación y centro de atención y que podría tener oportunidad de ganar a Sanders en las preferencias.

Es una situación difícil para los demócratas pues quieren desesperadamente a un candidato que tenga una posibilidad real de vencer a Donald Trump en noviembre y pensaron que sería Biden. Pero si Sanders continúa a la cabeza en la carrera, entonces será una voz de centro izquierda que se enfrentará al Presidente, y existe el temor de que el país no esté preparado ni esté feliz con un político de ideas socialistas de 78 años, (79 en septiembre) que se haga con la Casa Blanca.

Sin duda, al exalcalde Pete Buttigieg le seguirá yendo bien en las próximas primarias y Amy Klobuchar, la senadora por Minnesota, también tiene buenas posibilidades de ascender en la carrera.

Una situación diferente enfrenta la senadora Elizabeth Warren, quien aun cuando tiene un discurso parecido al de Sanders no le ha ido bien.

Por lo pronto, parece que la única persona a la que, tanto Trump como el partido demócrata, vigilarán muy de cerca en las próximas semanas es Bernie Sanders.

Mucho dependerá de si Biden puede reinstalarse como el candidato principal. A primera vista, después de Iowa y New Hampshire, parece poco probable.

Sin embargo, esta es una carrera muy inusual. Todavía quedan muchos candidatos, con el Súpermartes a menos de dos semanas, donde Bloomberg, quien no está compitiendo ni en Nevada ni en Carolina del Sur, se enfrentará a los votantes por primera vez.

Como siempre sucede en política, no hay nada escrito en piedra pero de seguro habrá más sorpresas en el campo demócrata.

Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Aparecen en esta nota:

DLA Clasificados

 

Diario Las Américas no se hace responsable de las opiniones emitidas por los lectores; sin embargo, exhorta a evitar el lenguaje vulgar u ofensivo contra terceros. Nuestra empresa se acoge al derecho de eliminar cualquier comentario que viole estas normas.

Diario Las Américas is not responsible for the opinions issued by the readers; however, it urges to avoid vulgar or offensive language against third parties. Our company is entitled to remove any comments that violate these rules.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Varias municipalidades de Miami-Dade comienzan a reabrir locales comerciales no esenciales como restaurantes, cafeterías, barberías, salones de belleza y tiendas minoristas, bajo estrictas medidas de sanidad. Usted, ¿qué piensa?

Es una decisión precipitada. Vamos a sufrir un rebrote de COVID-19.
Hay que abrir ya la economía y aprender a convivir con este virus.
La responsabilidad individual será lo que diga si reabrir está bien o no.
Hay que mejorar nuestro sistema inmunológico, esa es una defensa natural.
ver resultados

Las Más Leídas