Por @MarioVannucci

Si usas el decreto que te voy a dar a continuación, el repetirlo durante la mañana, en la noche y si puedes las veces que te acuerdes con el tiempo crearás una capa en tu aura imposible de traspasar, solo la luz de Dios podrá tocarte por ley de causa y efecto. 

Hay una protección contra todo lo que signifique energía negativa que es crear mediante la mente y la repetición de decretos un manto protector.  Esto se conoce en metafísica como el "Tubo de luz". Si usas el decreto que te voy a dar a continuación, el repetirlo durante la mañana, en la noche y si puedes las veces que te acuerdes con el tiempo crearás una capa en tu aura imposible de traspasar, solo la luz de Dios podrá tocarte por ley de causa y efecto. 

DECRETO DEL TUBO DE LUZ 

"¡Amada, Magna y Victoriosa Presencia de Dios “YO SOY” en mi, Amado Santo Ser Crístico mío y Gran Hueste de Maestros Ascendidos ¡FLAMEEN en, a través y alrededor mío AHORA! su todopoderoso TUBO DE SUSTANCIA LUZ CÓSMICA, a través del cual nada que sea creación humana pueda posiblemente pasar. Que este Tubo de Luz sea una protección invencible para mí y mi mundo, y que sea un manto maestro ascendido de invisibilidad e invulnerabilidad para todo lo que no sea de la Luz.

Que también sea un irresistible magneto en mi mundo para atraer hacia mí, constante, visible y tangiblemente a mis manos y uso la ilimitada abundancia de toda cosa buena que yo requiera para realizar el Plan Divino de mi corriente de vida tan pronto como sea posible. Que este Tubo de Luz me ayude a sostener mi atención sobre la fuente de mi vida, mi propia presencia YO SOY — permitiéndome así ser un canal claro y perfecto para que su bien de toda descripción fluya en, a través y alrededor mío y de toda vida que yo contacte donde quiera que YO SOY ¡¡¡Conscientemente acepto esto, hecho AHORA MISMO con todo el poder!!!" 

LEA TAMBIÉN:

 

Deja tu comentario: